Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

Ejemplo de presentación

Hay muchos tipos de presentaciones (“powerpoints”, vamos). El más “conocido” es el que se usa en una charla o conferencia ante una audiencia de más de 10 o 15 personas. Otro es la típica de un seminario con un reducido número de participantes. Un tercer tipo es aquella diseñada para ser vista sin presentador, esto es, sin banda sonora. Todo lo que se quiera “decir” debe estar en las diapositivas. Esa es la razón por la que algunas presentaciones de SlideShare “funcionan” (las diseñadas así) y otras no (las que necesitan la “banda sonora” del presentador/a). Esa es la razón por la que no subo presentaciones a SlideShare: mis presentaciones no han sido diseñadas para ser “vistas” mudas. Les faltaría la banda sonora. Prefiero publicar vídeos, sobre todo si están adecuadamente montados y se ve la presentación cuando toca y el durante el tiempo que toca (el suficiente para verla, pero no más). Es más, recordemos que NOSOTROS somos (gran parte de) la presentración :-).

Garr Reynolds (Presentation Zen) es uno de mis gurús en materia de presentaciones (y de medio mundo). En la presentación que incrusto a continuación, de SlideShare y sin audio, usa un recurso fantásticamente efectivo: un personaje de cómic, él mismo, para “hilar” el discurso. Además presenta un libro que usa el lenguaje manga para presentar sus ideas. Puestos a pedir, quizá yo le hubiera dado un “look” manga al personaje de Garr en lugar de usar línea clara :-).

De cualquier modo, lo traigo aquí como un ejemplo excelente de cómo diseñar una presentación sin un presentador que proporcione el mensaje oralmente, pero con un presentador dibujado superpuesto que explica y comenta las diapositivas, incluyendo toques de humor de un alter ego más cool (“¿minigarr?” :-)) que aparece de cuando en cuando. Sin discurso oral las cosas se alargan: 184 diapositivas. Si el lector se cansa, pues con ver cómo “funciona” el formato, vale. El libro que presenta, bueno… que cada uno/a juzgue. No es la razón por la que lo traigo aquí, precisamente. La autoayuda no es mi género favorito, aunque mi amigo Toni Bellver siempre dice que, en las librerías, los libros sobre presentaciones deberían estar en la estantería de la autoayuda y no en informática. No le falta algo de razón.

Pero ya vale. Veamos la presentación y al dibujo de Garr Reynolds explicándonos con pequeños textos por qué deberíamos comparar el libro de su amiguete.

Categories: Presentaciones

Conferencia en Callús (El Bages) » « Entrevista para EducaHistoria. Primeres Jornades de WebQuest. Barcelona, marzo de 2006.

2 Comments

  1. Hola qué tal? Me interesa el tema y al leer el post quería intervenir. Hace relativamente poco realicé un curso a profesores de primaria del área de educación física. Preparé el tema bastante bien y a la hora de la presentación lo que hice fué utilizar un powepoint pero de dos maneras complementarias. Hice un video del powerpoint editado con música que duraba unos 4 minutos y después realicé la presentación con el powerpoint pero explicando los puntos del mismo. Cuando finalizó el curso pasé un evaluación y una de las preguntas se refería a sí le había quedado más claro primero viendo el video y después la explicación con el pps. El 80% respondieron positivamente. Es otra manera.

    Un saludo

    David

  2. mirella salazar chalco

    30 de junio de 2011 — 10:19 pm

    me encanta este tema pero pongan ejemplos

Comments are closed.

Copyright © 2014 Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

Theme by Anders NorenUp ↑