Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

Digitalización de las aulas e innovación didáctica

 

El Periódico de Catalunya publicaba el dia 17 de febrero de 2011 una carta al director de una indignada profesora de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) titulada “Obstáculos digitales” que describe los problemas que sufre cada día en sus clases con los portátiles del proyecto Educat 1×1 (Escuela 2.0 en Catalunya). No me resisto a copiar algunos de sus párrafos y realizar algunos comentarios porque me parece realmente representativa de una situación común en muchas aulas de nuestro país, fruto de un cúmulo de errores de concepto tanto de las autoridades educativas como nuestros, de los docentes. Sería interesante saber cuantos alumnos de aulas Educat 1×1 han recibido la orden de dejar los portátiles en casa e ir a clase con los libros de siempre.

El Periódico de Catalunya
Jueves, 17 de febrero del 2011 
Noèlia Borràs – (Sant Carles de la Ràpita)

Ya está bien. Hemos perdido otra clase por culpa de la digitalización de las aulas. Quiero manifestar mi indignación e impotencia como profesora que tiene que utilizar los libros digitales en las aulas de la ESO. Mi desacuerdo y enojo se centra en la sustitución de los libros de texto por ordenadores. La duración de las clases se ha reducido notablemente, puesto que se pierde mucho tiempo para conectar con los libros digitales y descargar contenidos. Los ritmos de la clase son varios, según los ordenadores de los alumnos; por tanto, no se pueden hacer actividades al mismo tiempo (unos acaban cuando otros todavía no se han conectado). Las pausas que hay que hacer durante las explicaciones a la espera de las descargas y conexiones hacen perder la concentración de los alumnos, que aprovechan para hablar, mirar el archivo de fotografías personales con los amigos o consultar las redes sociales. Cuando consigo proyectar en la pizarra digital la página que quería, habrán pasado, como mínimo, entre 5 y 10 minutos. Hay que volver a reclamar la atención de los alumnos, pedir silencio y levantar la voz.

La primera reflexión parece evidente: la tecnología está fallando. La conexión a Internet no es suficiente para que la profesora proyecte en la pizarra digital, y todos los alumnos tengan delante de sus ojos, la unidad didáctica correspondiente. Eso significa que los alumnos se le “despistan” en la Internet (con lo cual los problemas de ancho de banda deben empeorar). El ritmo único de aprendizaje para todos los alumnos, imposible si no tienen todos el libro de texto digital delante, parece innegociable con este método: explicación a todos, ejercicios comunes y para todos a la vez, comentario de los ejercicios ante todos a la vez, y quizá, resolución de dudas de alguno o algunos alumnos. Mañana más.

Una vez explicados los contenidos, llega la hora de trabajar y aplicar los conocimientos. Antes se hacían ejercicios en la libreta. Ahora, no. Las editoriales digitales han planteado la mayoría de actividades para ser hechas de manera virtual en el ordenador, el cual también da los resultados correctos a los alumnos pulsando un botón. ¡Pura facilidad! Si pedíamos la cultura del esfuerzo, esta es la ley del mínimo esfuerzo.

Estoy completamente de acuerdo con lo de la “ley del mínimo esfuerzo”. Pero… ¡si lo que se elimina con los ejercicios “interactivos” no es resolverlos, sino la necesidad de corregirlos y calificarlos “a mano” en la libreta del alumno! El efecto de tanta “facilidad” en los valores y actitudes de los docentes no se ha investigado todavía, pero debe hacerse cuanto antes: puede tener consecuencias nefastas. Hará de ellos y ellas unos vagos que querrán que se lo den todo hecho: las programaciones, los objetivos, los contenidos, las actividades para los alumnos, los ejercicios, las soluciones de los ejercicios, los exámenes, las notas… ¡Alto! Ahora que me acuerdo, ¡si eso es lo que hacen los libros de texto de toda la vida!

Para los deberes, hecha la ley, hecha la trampa: los alumnos son muy espabilados y si les pido que hagan los deberes digitales en casa, la respuesta de los perezosos será que no se pudieron conectar; contra esto no podemos luchar. Los institutos pasarán a compartir la función de enseñar con la función de centros de ocio, donde los alumnos se conectan en sus páginas preferidas entre clase y clase, escuchan música con auriculares, se hacen fotografías con la cámara web, practican juegos de la red. Se nos va de las manos.

Aquello de que “los deberes se los ha comido el perro” parece que ya no funciona como excusa. Lo que no me parece tan grave es el peligro de que los institutos se conviertan en centros de ocio, si todo eso que hacen los alumnos es “entre clase y clase”. No se debería actualizar Tuenti en clase, pero en el recreo o entre clases… De todos modos, creía que en los institutos había filtros muy estrictos que no te dejan conectarte a gran número de sitios, etc. Me equivocaba.

Recuerdo las clases de las que salía convencida y orgullosa de lo que había transmitido a los estudiantes. Cumplía mis objetivos. De momento, creo que para lo que queda de curso utilizaré los libros de texto que tenemos aparcados. Esta es la realidad de las aulas digitales. Explíquenme dónde está la mejora de la calidad de la enseñanza, justifiquen la millonaria inversión realizada y el coste que ha supuesto para los institutos la adaptación digital. Y este manifiesto no lo escribe una docente ya con una edad a la que puede costar entrar en el mundo de las tecnologías, sino una profesora joven y motivada con vocación por su profesión, que utiliza la pizarra digital, las plataformas virtuales y que asiste a cursos de formación.

La profesora tiene razón: ¿dónde está la mejora en la calidad de la enseñanza? Si usamos los mismos recursos que antes (pizarra. libros de texto), con la misma metodología (explicación, ejercicios) pero ahora limitados por una tecnología que no funciona  (ancho de banda insuficiente) y que impide seguir el método, es más que previsible que los resultados sean peores que antes. La “película” que Educat 1×1 les ha vendido a los profesores es que tras “digitalizar” las aulas, todo sería igual que antes, pero que por arte de magia los alumnos aprenderían más y mejor. Eso significa que los gestores de Educat 1×1 solo proporcionan la tecnología, no la metodología didáctica. La pedagogía la tiene que poner el profesor… sin otra base que su experiencia e intuición. Y eso funciona solo en algunos casos. La formación que han recibido los profesores al respecto es primordialmente tecnológica (cómo manejar los nuevos recursos) y no didáctica (cómo aprovechar las inmensas posibilidades de la Internet en la educación). Tampoco la recibieron antes para ser docentes, ¿por qué preocuparnos ahora? Y, naturalmente, nada de “acompañamiento” en este proceso de cambio. Para un currículum que solo exige “saberse” el libro de texto, la Internet, los ordenadores, y demás zarandajas tecnológicas, sobran. Para una metodología basada en explicar lo que pone en el libro a todos al mismo tiempo y que luego hagan todos a la vez los ejercicios autocorrectivos del libro, quizá quienes sobremos seamos los profesores: basta incluir delante de cada unidad didáctica un vídeo con un avatar explicando la lección  y un “call center” online para las dudas. Las editoriales estarían encantadas de montarlos, previo pago por alumno, naturalmente.

La profesora de San Carles está indignada con motivo: los portátiles le han desmontado su práctica docente. Si Educat 1×1 dedicó tanto dinero a crear un mercado online de libros de texto digitales debe ser porque eran imprescindibles para que los profesores puedan enseñar y los alumnos aprender. Y eso es exactamente lo que está intentando hacer: enseñar con la metodología del libro de texto un currículum posiblemente excesivo en contenidos con una tecnología que no funciona. Debe haber muchos docentes en Cataluña tan frustrados e indignados como ella.

Una solución no se si muy costosa sería aumentar el ancho de banda de los institutos. De esta manera se podría hacer lo mismo que antes, pero “en digital”. Aunque quizá dentro de un tiempo, en algún PISA, nos diéramos cuenta de que los resultados eran los mismos que antes… no muy brillantes.

Foto: Phillip Howard So that is Scotland. (Licencia CC BY-NC 2.0).

Categorías: Escuela 2.0, innovación educativa

Sobre los comentarios en este blog » « El PP valencià tanca la TV3 després de 26 anys

55 Comentarios

  1. Jordi estoy totálmente de acuerdo contigo en que con las aulas digitales tiene que haber un cambio de metodología en los docentes, no podemos pretender dar las clases como si tuviéramos delante libros de texto. Y para ello hace falta formación para el profesorado, pero, como tú bien dices, formación en didáctica.
    Otra cuestión que yo planteo es: ¿por qué no eliminar los libros y trabajar por proyectos, webquests, talleres… en los que los alumnos están mucho más motivados?
    Finalmente el máximo problema que tenemos, como dice la profesora del artículo, es la conexión, mientras sigamos así, será muy difícil una escuela 2.0.
    Un saludo,
    Vanesa

  2. Muy atinados sus comentarios, y útiles para los que vivimos rodeados de “docentes” como ella, sigo diciendo que es un placer leerlo, Soy Favio Siviero de Santo Tomé, Corrientes, Argentina.

  3. Soc professor d’economia i crec que existeix un gran paral•lelisme entre la introducció de la informàtica a les empreses i a l’ensenyament. Hi va haver molts professionals (administratius, comptables, …) que no van acceptar la informatització. I , malgrat que va causar molt estrès entre aquests professionals, malalties, prejubilacions… tot plegat no va impedir que els ordinadors entressin a la gestió empresarial.
    La informàtica va permetre disposar de més informació i llavors els directius es pensaven que prement un botó es podia obtenir tota la informació i la volien tota (la majoria de les vegades totalment innecessària). La informàtica sovint no estalviava feina, en donava molta més perquè treballaven amb ordinadors però sense canviar la seva mentalitat.
    Ara els elements informàtics són una eina habitual a l’empresa i, com qualsevol eina és utilitzada bé o malament , però ningú la discuteix i permet un us més racional de la gestió empresarial.
    A l’ensenyament partim d’unes pràctiques ancestrals i, com molt bé comentes, l’eina informàtica no ens facilita el treball tal com el fèiem fins ara, sinó que ens obliga a replantejar les nostres metodologies . No hem de canviar la forma de fer per culpa dels ordinadors sinó perquè ho fèiem malament.
    Gràcies Jordi

  4. Prrofesor Potâchov

    19 de febrero de 2011 — 1:37 pm

    Je, je,… Lo que se puede hacer con la tiza, ¿para qué hacerlo con el ordenador?
    Los ordenadores, el trabajo en red, activo, etc, requieren otra metodología. Usar el ordenador para lo de siempre es un gasto de la pera. Ahí coincido totalmente con las autoridades catalanas 🙂
    Lo grave del asunto es que quizás haya un 80% del profesorado cabreado. Y eso es preocupante. O debería serlo

  5. Sí, la verdad es que esto es difícil de explicar. Me recuerda mucho a una señora que sentó al revés a un niño en un carrito de Carrefour. Y claro, el nene estaba incomodísimo y lloraba. A lo cual la madre le decía: “si todos van sentados, tú también”. Hasta que alguien le explicó que usar bien el carrito implicaba que había que darle la vuelta al niño, a diferencia de cómo lo llevaba ella…

    ¡Es que tratar de usar las tIC para clavar clavos es tan eficiente como usarlas para seguir haciendo lo mismo…!

    Y eso es lo enormemente difícil de explicar. Porque hay gente para la que “dar clase” ya no significa lo mismo que para otra gente. Estamos hablando idiomas distintos y no nos entendemos… Creo que me sería imposible hablar con esa profesora y explicarle que, ya en febrero, el 50% de mi alumnado ha alcanzado el 80% del currículum que plantean RD y Decreto autonómico, con desarrollos que van de excelentes a satisfactorios de las competencias de aprender a aprender; digital; autonomía personal; conocimiento e interacción con el mundo físico. Y que han experimentado notables avances en competencias lingüística, matemática y social (con la cultural y artística aún no me ha dado tiempo a trabajar a fondo). Reflejando todo eso en blogs como portafolios y en evaluación participativa. Y que estamos implementando mecanismos de procesos colaborativos para enganchar al 25% del alumnado que manifiesta desfases parciales (con un cierto éxito inicial). Además de estar planteándome cómo atender al 25% que manifiesta desfase amplio. Si le digo eso me miraría raro….

    Y no podría hablar no porque no quisiera, no. Sino porque ella me preguntaría: “¿por dónde vas explicando del libro?”. Y no sabría qué decirle…

    A pesar de que los dos tengamos los ordenadores encendidos en clase…

  6. La conectividad falla. Pero falla, para tod@s, ¿verdad? En todas las aulas, en todos los centros, en todos los países, …

    Bien, estamos de acuerdo.

    Varias reflexiones, desde mi experiencia:

    1º) Racionalicemos los recursos: un speaking se hace con el casette tradicional de toda la vida, o con mp3, mp4, .avis distribuidos en los usbs, portátiles de los alumn@s, no en directo a Youtube, sino, … mal vamos.

    2º) ¿Por qué no preparamos materiales “desenchufados” con cuadernos de trabajo, adaptados a las “necesidades reales” en cuanto a ritmo, capacidades y emociones de los alumn@s?
    Con las TIC, si hay que hacer un verdadero trabajo previo, antes de aterrizar en el aula, hay que planificar, programar y tenerlo todo listo, sino, mal vamos.

    3º) Con respecto a las distintas velocidades:
    Eso es lo que precisamente, MÁS Y MEJOR valoran ell@s, los protagonistas de todo ésto, nuestros ALUMN@S: su AUTONOMÍA y su “INDEPENDENCIA” del profesor, y es precisamente el objetivo de la ESCUELA, formar alumno/as autónom@s, críticos, integrales y competentes. Haciendo un buen uso de las TIC, cada uno avanza a su ritmo. Por fin, tenemos la posibilidad de atender correctamente a la DIVERSIDAD de un modo más o menos, sencillo, con un trabajo previo amplio y a fondo, claro está.

    ¡Ay, … control, control, se me escapa el control! A ver si vamos a tener problemas de “ACTITUd”-VIDAD en vez de CONECTIVIDAD.

    ¡Salud y feliz sábado!

  7. El problema es estructural (sistémico, que dicen ahora). Lo llevamos comentando en Nodos Ele desde hace años. de forma seria pero también jocosa: http://www.nodosele.com/blog/2010/05/18/escuela-2-0-encuentre-las-7-diferencias/

    Tengo la impresión de que se ha pasado la línea roja en el sistema educativo español. La clave ha estado en los últimos años, que han sido de cambio, de modo que quien no ha hecho los deberes es muy posible que haya perdido el tren definitivamente. He visto de primera mano la renovación del sistema educativo holandés, valiente y ágil. En España se han perdido años muy valiosos. Ojalá me equivoque, pero me parece muy difícil que se recuperen, porque el problema es de fundamentos, de “mindware”, no de cacharros.

  8. Esto era totalmente previsible. Cuando a los políticos y a las administraciones sólo les preocupa salir en la foto y vender la moto de la tecnología a “tutiplén” sin otra preocupación que ganar un puñado de votos, y todo ello sin tener ni repajolera idea de lo que están vendiendo, pasa lo que pasa.
    Si alguien tiene en un bar a una persona al lado a la que tiene o quiere decir algo, ¿se le ocurriría pedirle su dirección de correo electrónico, dirigirse a su casa, encender el ordenador, conectarse a internet, logearse en Gmail o similar, escribir un correo electrónico a esa persona y volver a esperar respuesta?.
    Para esto no sirven las TIC. Y no me extraña que se cabree el personal.
    Os recomiendo que leáis el post de mi compañera Manuela Virto (@lavirto) para conocer la otra vertiente: http://lavirto.blogspot.com/2011/02/herramientas-tic-algo-mas-que-trastos.html
    Un abrazo.

  9. Creo que en este caso no se tuvo en cuenta que enseñar conTic no solo es enseñar con internet, que el libro de texto sigue teniendo la función deacompañamiento y no determinante de la función docente. Para seguir haciendo lo mismo no hace falta incorporar tecnologia. Hay que cambiar la forma de dar clase, mas tecnologia significa mas Didáctica.

  10. Jordi,

    Com sempre, la claves una vegada més al bell mig. El teu article m’anirà bé per contestar un correu anònim que he rebut arran de l’entrevista que se’m va fer (opinions contundents) al wilabeb d’aquesta setmana. No t’ho perdis, la culpa del fracàs de l’1×1 és dels mestres i professionals com tu i com jo que hem canyat la canya des del primer moment i que hem ‘girat l’esquema’ al projecte. Properament, a la meva web 😉

    Una abraçada crack !

  11. La verdad es que si nos concentramos en todas las cosas que salen mal, es verdad todo terminirá por salir mal. Yo utilizo las nuevas tecnologías en mi aula y estoy encantanda. Con pocos recursos… y hago maravillas.
    Saludos y suerte.

  12. “Recuerdo las clases de las que salía convencida y orgullosa de lo que había transmitido a los estudiantes”
    Ante esta frase he de decir que yo, con 20 años a la espalda en la enseñanza, no las recuerdo, las estoy viviendo, gracias a herramientas digitales que disfruto a diario y que parecen hechas a mi medida para impartir matemáticas, bueno, despues del trabajo previo de buscar cuales ( de tantas que hay) pueden ser las más adecuadas, a veces equivocarme, y, sobre todo, preparar el escenario antes de salir de bastidores, lo cual, he de reconocer que supone mucho trabajo por parte del docente. La experiencia me dice que vale la pena, recojo frutos “casi” a diario, y si me he equivocado, hago mío el mensaje que transmito al alumnado, sólo el que se equivoca, aprende, ¿será porque lo intenta?.
    En cuanto al comentario de que nos alejamos de la cultura del esfuerzo, yo creo que todo lo contrario, nos vamos acercando, y venimos de lejos. El mayor problema con el que me encuentro en este cambio metodológico, es precisamente que el esfuerzo que han de hacer es mucho mayor, no pueden dejar la materia acumulada para la víspera del examen, por que ellos mismos construyen sus apuntes, material, y sobre todo, conocimiento, no practican para aprender, aprenden a practicar, y a algunos les da mucha pereza, y prefieren seguir como hasta ahora, y demandan que todos les dábamos todo mascado.
    En fin, que no se construye nada en un día, y que si a mí no me funciona, puede que sea porque tengo mucho que aprender, y estar dispuesta a ello, sin perezas, con miedo, pero sobre todo con responsabilidad en la formación de mi gente del futuro.

  13. Si, indudablemente cuando la tecnología falla, como en este caso, lo que queda al descubierto es la pedagogía y la didáctica, pero estas parecen que nunca fallan,el uso indiscriminado del libro de texto da seguridad, marca las pautas, dice lo que hay que hacer y cuando hay que hacerlo esa pedagogía esa didáctica es la de toda la vida, por eso casi nadie se queja y muchísimos la aceptan si rechistar esa siempre está, es como el amigo fiel.
    Todo esto pasa porque hemos cargado mucho las tintas en la tecnología y muy poco o casi nada en la didáctica, en la pedagogia y precisamente es ahora el tiempo en que hay que darle la vuelta a la tortilla, hay que hacer hincapié en ello y rescatar del baúl de los recuerdos y nu nuestros apuntes de estudiantes a los pedagogos de la escuela nueva Decloly, Freinet, Claparade, Montessori, con sus ideas y con las TIC se puede cambiar la escuela, solo con el libro no.
    @dmelop

  14. Evidentemente que para usar los ordenadores con los libros digitales, mejor dejarlo y seguir con los libros de papel. Cuando veo el post de Jordi lo relaciono con lo que acabo de publicar: hay que hablar mucho de pedagogía, de didáctica, de metodología, de CCBB,… y de TIC. Variando los distintos elementos del currículo, conseguiremos unos objetivos u otros.
    Lo explico en:
    http://ticcisneros.blogspot.com/

  15. Cuando entendamos, como profesores, como nos puede ayudar la tecnologia y internet en el aula. Cuando entendamos que utilizarla no es una obligación sino un privilegio y un lujo. Cuando aceptemos que tenemos que reinventarnos. Cuando le demos el papel que les toca a nuestros alumnos. Cuando comprendamos que no hay nada hecho que el camino nos toca marcarlo a nosotros … posiblemente los problemas se minimicen y nuestra mirada y esfuerzo tendran otros objetivos.
    Me siento afortunada de poder vivir una etapa única en la escuela donde nada está hecho y donde podemos decidir hacia donde queremos ir. Me siento afortunada por poder contribuir con un granito de arena a una escula que tiene y debe cambiar.
    NADIE DIJO QUE FUERA FÁCIL! Pero no es eso lo que reclamamos de nuestros alumnos? O nosotros también nos acomodamos en la LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO.

  16. Que razón tienes, al final y al principio, y por encima de todo, siempre estuvo, está y estará un Profesor que supo usar con inteligencia lo que tenía alrededor para interesar a sus alumnos y sembrar la ilusión por aprender.
    http://museovirtual.csic.es/historia_csic/hh2.htm

  17. Los alumnos deben aprender informática en las horas destinadas a esa materia.

  18. Yo creo que la clave del tema está en “La ley del mínimo esfuerzo” ya comentada y en aquella “Píldora que de ganas de aprender” que ha propuesto alguna vez Jordi… pero en ambos referido a los profesores. Lo que está claro es que el cambio metodológico necesita una gran ilusión y esfuerzo por parte del profesorado y creo que hay un porcentaje que no están por la labor.

    Cuando vamos a un cirujano para que nos haga una intervención, no esperamos que la haga como aprendió en sus comienzos, sino que nos tranquilizaría saber que es una persona que se forma continuamente en las últimas técnicas, va a congresos, etc. Una parte del profesorado no parece ver necesaria ninguna mejora sustancial en su metodología que “tan buen resultado le ha dado” y mucho menos si requiere un esfuerzo como el que sabemos que hace falta, y aquí o Jordi encuentra la dichosa píldora o tendremos cabreado a ese 80% como dice Potachov y será bastante difícil implantar un 1×1 en ningún sitio.

    Es cierto que la conectividad no ha ido tal como se esperaba en Cataluña, pero creo que lo primero que se tendría que aceptar es que el arranque de un cambio como éste no puede ser fácil de ninguna manera. Desde luego que con el libro digital se mascaba la tragedia, o sea que si le sumamos el problema de la conectividad… no comment.

    Va a costar que la masa del profesorado entre a la nueva metodología basada en webquest, pbl, blogs…, por lo menos hasta que vean buenos modelos que copiar, aunque para eso hace falta de salir del claustro 1.0 y entrar un poquito en el claustro 2.0.

  19. Estamos en la era digital y aun actuamos con viejos procedimientos mentales de la analógica.

    Para empezar me sorprende ver que nadie ha nombrado los contenidos libres.

    Me preocupa que no se note que la tendencia es hacia centralizar los contenidos en empresas productoras con el poder especialmente (pero no únicamente) económico que eso genera.

    Estamos en la era muy especial. Haciendo un paralelo con panes e información. Estamos en una era en la que podemos generar panes por copia. Ya no necesitamos pagar todos por cada pan.

    Basta con que juntos creemos algunos panes modelo y luego copiemos tantas veces como queramos. Es increíble pero es cierto, la era digital es lo que permite, tener el mejor “pan” del mundo simplemente copiándolo. ¡y no para ahí! Además podemos contribuir, no nos marginan de la producción centralizándola por el poder y dinero que conlleva. Podemos mejorar ese pan y hacerlo aun mejor y más adaptado para nuestros chicos.

    ¡La libertad es muy práctica señores!

    Lo que yo denuncio es que ahora nos obligan a comprar el “pan” a una sola panadería. Por algo que entre todos nos sale mucho mejor, libre y adaptado a nuestras necesidades.

    Denuncio los lobbies empresariales y políticos que hay detrás de este freno a las ventajas de la era digital.

    Tanta gente sufriendo en el mundo y la gente va perdiendo de vista sus valores …

  20. La frase clave para mí ha sido el “se me va de las manos”. He dado muchos talleres a profesores con ordenadores y es imposible que todo el mundo haga lo mismo al mismo tiempo: nunca ves las mismas pantallas en todos los puestos. Me imagino con los niños…. . Los ordenadores piden otro ritmo, otra organización del aula: es conveniente reducir el número de alumnos por clase. O se puede trabajar muy bien en tándem: uno conduce la clase y otro va resolviendo las situaciones de cada alumno. O bien organizar a los alumnos por grupo, trabajando en el ordenador no para hacer lo que se puede hacer con la tiza y el boli, sino para trabajar en proyectos, juntos.
    Comprendo a la profesora: está desbordada. Nadie le ha preparado para trabajar así.

  21. Gracias Jordi, como siempre, el dedo en la llaga…claro y certero. Después de veinte años de docencia en diferentes etapas educativas, no dejo de plantearme que no lo hago lo suficientemente bien, no sé si esto me ayuda a mejorar, pero está claro que no podemos enseñar de espalda a la evolución social y al ritmo que marcan los tiempos. Sigo pensando que uno de los mayores problemas del sistema educativo, es que nos falta formación al profesorado (y claro, por supuesto, en formación en TIC… que decir!!). Estoy convencida de que esta falta de formación es el problema más grave y más difícil de abordar.

  22. Pues sí, para eso no se necesita ordenador: el profesorado puede seguir trasmitiendo esos conociemientos para que se sienta orgulloso ( ¿de lo que sabe?). Podemos añadir unas fotocopias de apuntes añejos, un libro de texto y… ¿para qué más?. Sin cambio en la metodologia mejor es seguir como estábamos.
    Coincido con Manuela Virto en que ¡de cultura del mínimo esfuerzo nada!, el uso de metodologías activas suponen precisamente un sobreesfuerzo para el alumnado y … para el profesorado. Lo fácil, lo cómodo es, para el profesorado soltar el rollo a su público, y para el alumnado aprenderse unos apuntes y después soltarlo en un examen.
    En cuestiones de contenidos nosotros trabajamos con materiales del repositorio público Agrega, se trata de contenidos hipertextuales, multimedia y fácilmente modificables con los que “cada maestrillo puede confeccionar su librillo”

  23. jejejeje qué bueno… Y solo pueden hablar en clase de lengua… y usar números sólo en la de matemáticas. Por supuesto, de moverse ni hablamos ¿no? : para entrar, para salir y tal vez en clase de educación física… ¿Que porqué escribo los nombres de las materias en minúsculas? Por que esa es la importancia que tienen: poca, y cada vez más anecdótica. Cuando hablemos de Saberes, de Conocimientos, de Competencias, y de Metodología, de Estrategias, de Ideas, entonces sí, usaré MAYÚSCULAS.

    Genial Jordi, en especial lo del “mínimo esfuerzo”. Los adultos somos la bomba, y tenemos una tendencia a practicar lo que censuramos en niños y adolescentes: “haz lo que digo y no lo que hago”.

    Reconozco que mi primer impulso ha sido preguntarme cómo le hacemos llegar a esta mujer un poco de nuestro punto de vista… es mi carácter. Pero en realidad, creo que tiene varios problemas sin resolver, tan joven y viendo a su alumnado tan lejos en el tiempo, tan distinto, tan tendente a la “delincuencia académica”… tremenda falta de empatía… y de memoria. En fin. Una pena. ¿Quién se lo dirá?¿Cómo encontrará una oportunidad para cambiar de perspectiva, y de actitud…?

    Buen post, Jordi. Gracias.

  24. Como siempre lo que falta es la metodológía. Con ordenatas o sin ellos al final lo que importa es siempre lo mismo. Esa profesora debería tener otros recursos y no los tiene: pretendía que los problemas los tuviese resueltos como antes y no es así.
    ¡ Lástima por ella y por muchos otros !
    Como siempre certero en el análisis.
    Salud

  25. I seguim oferint una formació al professorat, buida de didàctica, metodologia i psicologia. Uff !!!

  26. Cuidao el #Carles… jajajaja

    La carta de la maestra es otro lloriqueo más en un mundo de lloricas, a mí me aburren ya. Si no fuera por el daño que hacen, me reiría.
    Yo no quiero perder la oportunidad de aprender y enseñar mejor con los ordenadores, y menos por culpa de la inutilidad de los “profesionales” educativos.
    Mejor conectividad sí quiero, pero no para usar el truño de los libros de texto pasados al ordenador. Yo quiero velocidad para aprender más cosas todavía. Yo sé que muchas cosas han mejorado en mi clase.
    Este proyecto aún no se puede evaluar con objetividad porque: a) Casi nadie lo ha aprovechado (por ignorancia, desidia o mala leche) y b) Porque ha pasado muy poco tiempo y las pruebas que hace el alumnado no tiene que ver mucho con lo que se les enseña, con o sin ordenador.
    Y sí, mucha gente ha dicho: El ordenador no se trae al colegio hasta que yo lo diga. ¿Cómo piiiiiiii va a funcionar el proyecto así?
    ¿Se puede decir piiiiiii en este blog?

  27. Isabel Ferrer Arabí

    20 de febrero de 2011 — 11:39 am

    No repetiré moltes coses que s’han dit aquí, només que estic totalment d’acord amb que s’ha de formar al professorat en metodologia.
    Jo li faria arribar aquest vídeo perquè canvii la seva visió 😉
    http://www.youtube.com/watch?v=B4g5M06YyVw
    Isabel

  28. Muy bueno el post que decía @Juancarikt (http://lavirto.blogspot.com/2011/02/herramientas-tic-algo-mas-que-trastos.html). ¡Felicidades, Manuela! Allí se muestra el rol contrapunto…

    Y lleva razón (otra vez) Néstor… El profesorado está tanto más cabreado cuanto más se aleja esto de su práctica habitual y cuanta más gente cuenta éxitos.

    Me imagino a gente como la profe del artículo de Obstáculos Digitales enfadada con las tIC, pero también con Manuela (por acertar).

    ¿Nos tendríamos que plantear que para las tIC, antes que hablar de tecnología o metodología habría que haberse planteado (planeado) la gestión de las emociones? Es que todas las barreras son emocionales, no tecnológicas o metodológicas… ¿A ver si no son tIC, sino tICE?

  29. piiiiiiii!!!!! piiiii!!!!!!
    yo tengo un ordenador, tu tienes un ordenador, el tiene un ordenador, nosotros tenemos ordenadores, vosotros tenéis ordenadores … y mientras tanto, que tienen los estudiantes…? …
    el verbo tener puede, al gusto del consumidor ser sustituido por desear, querer, aprender con … o cualquiera q deseen 😉
    saludos y , como siempre, .. este blog y sus comentaristas …un lugar continuo de em (a)-prendizaje

    piiiii!!!! piiii!!!! @nololamento q le dice la profa al ordenador ? … chinita tu, chinito yo y nuestro amor así será… siempre siempre igual …cuando te digo chino, chino, chino del alma … tu me contestas …chinita de amolllll!!!! …
    😉
    piiiii!!! piiiii!!!! … y to esto se me ha ocurrío después de asistir a #almensilla11 … una reunión de maestros preocupdos por su práctica docente … que preparan el #eabe11 …;-)

    saludos y salud a todas …en femenino plural mayestático (del latín pluralis maiestatis ‘plural de majestad) !!!

  30. Gracias de nuevo, Jordi, por tu esfuerzo en hacernos reflexionar. Y por eso me gustaría insistir en lo que ya ha apuntado Rene: que no todo han de ser los contenidos cerrados y en red. Que hay contenidos en abierto, descargables, modificables y reutilizables, lease Agrega y otros.
    Que hay redes y no solo sociales, también las hay locales (léase redes de área local y servidores de centro) donde poner nuestros materiales y distribuirlos por las aulas de los centros.
    Y para mi esto no es solo tecnología, ¡es metodología!

    Y sí: trabajo en el ITE 🙂
    Saludos
    Ismail

  31. Hacen falta artículos como este, y sobretodo, comentarios como los que tiene. Me ha encantado la analogía que hace Víctor de la introducción de las TIC con el mundo empresarial. Así es: cuando pensamos que ya sabemos hacer algo, damos por supuesto que no tendremos que aprender más sobre el tema. Que la evolución no nos afecta, que viviremos en una burbuja atemporal aplicando lo que ya sabemos hacer. Nos enseñan “esto se hace así” y pensamos “así se hace”, y no “¿podría hacerse de otra forma?”. El cambio nos da miedo, lo desconocido y lo que está fuera de la norma nos causa rechazo, salta nuestro instinto de supervivencia: mejor dar un paso atrás que uno adelante. ¿Estamos seguros de que eso es lo que más nos conviene? ¿Así conseguiremos vivir mejor?

    La respuesta que María (@NicolasaQM) le hace a Carles me encanta, yo estaba pensando en algo parecido. 🙂 Es muy habitual en los centros escuchar de mis compañeros comentarios de ese tipo: la informática que se enseñe en informática, las matemáticas en matemáticas, … No me preocupa, porque sé que acabarán dándose cuenta. Me molesta un poco, porque sé que esa actitud es un impedimento para el progreso, tanto suyo, como de sus alumnos. Lo peor es que esa actitud también se enseña, desde el ejemplo. Incluso se impone, y ahí sí es indignante. Desde luego no es una actitud rentable, porque nadie aprende inglés si sólo trabaja inglés en clase de inglés. Uno aprende inglés cuando habla el idioma, cuando lo escucha en películas, y cuando lo usa en clase de ciencias también. Si mis alumnos no hablan inglés en la calle, pues yo, como profe de ciencias, les recomendaré vídeos interesantes para mi materia que estén en inglés con subtítulos en inglés y en castellano, para que les vaya mejor en inglés. Y no es altruismo puro: es que si mis alumnos van mejor en inglés, aprenderán más y mejor ciencia.

    Sólo quisiera añadir que sólo utilizo un día a la semana la sala de informática en el centro en el que estoy este año (soy interina) y a todos nos sabe a poco. Soy de física y química, y este año estamos aprendiendo a utilizar el portfolio, mis alumnos y yo. Es estupendo aprender en el aula, aprender con ellos, y no me da miedo lo que no domino: me resulta muy interesante. A mis alumnos se les ocurren ideas geniales, y algunas informaciones ni siquiera las conocíamos. Ellos las encuentran, las comparten con el grupo, y nos dan muchísimo juego para trabajar los contenidos del currículo. Si les das libertad para crear, siempre te sorprenden, aprenden y disfrutan mucho más del proceso. Así que aprovecho la existencia de algunos concursos de ciencia para animarles con sus trabajos de grupo.
    Mis clases no son perfectas, tengo mucho que aprender, y no sé si llegarán a serlo algún día: si fuera este mi objetivo tendría miedo a equivocarme. Mi objetivo es conseguir que mis alumnos aprendan cosas útiles para su vida, que aprendan lo que la ciencia, la física y la química les pueda proporcionar para entender mejor lo que se encuentran fuera del centro y para desarrollarse personal y profesionalmente.
    Me niego a no utilizar las TIC, porque son una fuente de recursos, informaciones reales, casos, experiencias, simulaciones, vídeos,… no estoy dispuesta a que mis alumnos se lo pierdan, porque aprenderían mucho más despacio y peor.
    ¿Todos aprenden lo mismo? Ni aunque yo me empeñara en que eso ocurriera, podría ocurrir. Lo que me interesa es que aprendan, que avancen, y si no aprenden, que sean conscientes de por qué no aprenden y se pongan manos a la obra para solucionar los problemas con los que se encuentran. Las TIC nos ayudan a estar en contacto, a no sentirnos solos. En persona sólo nos vemos tres horas a la semana, pero no a todos les bastaría con esto para tener la oportunidad de compartir sus conocimientos y experiencias, de pedir ayuda, de ofrecerla, pero también de compartir sentimientos, emociones, valores, puntos de vista… ¿Entendéis por qué sólo una hora a la semana con ordenadores nos sabe a poco?

    Un beso a todos. ¡Gracias Jordi!

  32. Resumiendo: METODOLOGÍA antes que TECNOLOGÍA y eso es un aviso a tiempo; eso espero; para nuestros países latinoamericanos que apenas estamos incorporando TIC en la escuela. Hay que aprender en cabeza ajena.

  33. De tanta reflexión, argumentación, y más que nada opinión gratuitamente publicada que uno va leyendo por ahí sobre educat1x1-escuela 2.0 a mí me va quedando una cosa clara y que me interesa a nivel personal para mejorar en mi actual oficio: quiero enriquecer la forma en que doy las clases, para intentar que sean más productivas tanto para mí como para los chavales con que trabajo, para que no se oxiden demasiado ni mis neuronas ni las suyas y las posibilidades que ofrece educat1x1 para caminar en esa dirección no son las llaves de las puertas de la percepción pero tampoco son absolutamente deleznables. A seguir caminando. Usando libros de texto, libretas, carpetas, hojas sueltas, la dispersión quedaba reflejada en las “ilustraciones” (a veces buenísimas, la mayoría de las veces pesímas) con que el alumnado acostumbra decorar los márgenes del soporte papel. Usando portátiles y la red, la marginalia sigue presente, y los filtros son capaces de saltárselos (lo cual es una buena noticia mientras sepan ser hackers y no crackers) mediante “páginas tunel” (vtunnel, btunnel, anonymus…) y otros recursos.
    Necesitamos/necesitan imaginación, paciencia, creatividad, ganas de trabajar, de aprender. Ya veremos.

  34. Jordi… como siempre felicidades por el artículo. Tu visión del Educat siempre las has dejado clara (en el ItWorld de este año quedaron cortos los minutos que te dieron… qué lástima que el debate no fuese más largo). Este artículo es una reflexión más alrededor de una iniciativa con un fondo bueno (las tecnologias deben estar en el aula para utilizarlas cuando aportan un valor añadido) pero unas formas claramente equivocadas.
    ¿Realmente la digitalización de las aulas ha de significar pasar del libro de papel al libro digital?¿Qué cambio real hay en ello? Si lo que hago es seguir un libro… ¿los impulsores del cambio han de ser las editoriales?
    Internet está lleno de recursos, los docentes somos capaces de crear (con tiempo) buenos recursos adecuados a la realidad de nuestra aula, pero… ¿no deberíamos cambiar también las formas, las metodologías?
    ¿Y las infraestructuras? ¿Tenemos en los centros el ancho de banda que necesitamos? ¿A qué precio? Creo que hay mucho trabajo antes de poner el PC en en aula… eso sí la tecnologia ha de ir llegando sin pausa… la pdi, las cámaras digitales, los lectores de documentos y un largo etcétera de dispositivos han de ir entrando y ayudando a provocar un cambio progresivo dentro del aula. El aula ha de evolucionar junto con el sistema educativo… todo de la mano de nuevas tecnologias y nuevas formas de conseguir que los alumnos aprendan.

  35. Enhorabuena Jordi por la entrada y por los muy interesantes comentarios que ha generado.
    Sin embargo, creo que no se ha mencionado lo que, en mi opinión, es la clave de todo el asunto: la competencia digital, entendida como el conjunto de capacidades que permiten localizar eficazmente y procesar con criterio la sobre-abundante información que se genera en los nuevos medios digitales, que permiten utilizar las nuevas tecnologías en su dimensión comunicativa y social y como instrumento de aprendizaje permanente y conocimiento. Por eso, el uso de las TIC en educación no es algo que corresponda sólo a informáticos y tecnólogos, pues aprender y enseñar a gestionar información y generar conocimiento es obligación de todos los docentes, o debería serlo, pues es también una obligación curricular; no es algo opcional.
    Esto se supone que ya lo sabemos, no descubro nada a quienes leen esto, pero permitidme algunas preguntas y observaciones:
    1. ¿Tenemos todos la misma idea de en qué consiste la competencia digital y el lugar que ocupa en el currículo y las capacidades que tengo que desarrollar en mis alumnos en relación al aprendizaje de contenidos de mi asignatura? ¿Tienen la mayoría de docentes claro cuáles son esas capacidades? (Tengo la impresión de que muchos docentes todavía siguen pensando TIC=ordenadores=informática+recursos multimedia con ejercicios de respuesta correcta) ¿Tienen los docentes la competencia digital necesaria para poder desarrollar competencia digital en sus alumnos? ¿No sería necesario tener un marco de competencia digital docente que especificara las capacidades que todo docente debe tener en relación con esta competencia para poder integrarla en su programación?
    2. “La integración de las TIC requiere un cambio metodológico”, es la frase que más veces he oído en Congresos y Jornadas los últimos años. La dicen casi todos los ponentes. Pero creo que ese cambio metodológico (que cada cual también entiende a su forma, o según le interese, pues para muchos docentes, paradójicamente, no tiene que ver con lo pedagógico, sino en simplemente cambiar libro por ordenador) no será posible si no hay un proyecto educativo de centro que incorpore ese cambio pedagógico (antes que metodológico, y tendríamos que especificar), si no cambian los propios objetivos, la evaluación (conozco casos de docentes que han introducido esos “cambios metodológicos” en sus clases y después han tenido que evaluar como siempre, “del libro de texto”, con resultados peores, ¿cómo no?).
    3. El problema de la conectividad es realmente importante. ¡Claro que podemos trabajar con ordenadores también sin conexión!, pero perdemos el elemento tal vez más importante de la competencia digital, la dimensión comunicativa y social. No es admisible en los tiempos actuales que no haya una conectividad estable y fiable. Algunos docentes lo utilizarán como excusa, pero me parece un argumento suficientemente serio, porque la principal razón para que haya que desarrollar competencia digital en nuestros alumnos es la conectividad y muchas de las claves de ese “cambio pedagógico” están en eso que han llamado “conectivismo”…

    Para no alargar más este comentario, hay otras observaciones en “10 años de integración TIC” .

  36. Disculpen que me aleje de la opinión generalizada que veo en los comentarios previos, pero como docente de Matemáticas que a diario reflexiona y busca , creo que el cambio de metodología que algunos mencionan obliga a un cambio en los contenidos. Lo que me lleva a pensar si aquellos que abogan por un cambio metodológico saben qué quieren que los alumnos sean/sepan/dominen/sean capaces de… o bien ven la metodología como un fin en sí mismo. No tengo una opinión cerrada sobre este tema, así que estoy dispuesto a ser convencido.

  37. Hola todos, hola @jordi
    Miren yo estoy trabajando en Argentina en la capacitacion de docentes para el programa Conectar Igualdad, que es el modelo 1 a 1 pero para escuelas secundarias. El contexto es bien diverso, no nos parecemos a España en muchas cosas, pero todas las experiencias sirven para reflexionar.
    En mi caso, coordino una capacitacion virtual que trata de apuntarle todo el tiempo a la metodologia, que provoca, que molesta un poco, pero que despierta en los profes interesantes cuestiones y potencialidades.
    No puedo menos que acordar con el prrofesor @Potachov cuando dice que “Usar el ordenador para lo de siempre es un gasto de la pera.”
    En países como el mío, no es solo un gasto enorme, es un suicidio, es algo que no podemos permitirnos.
    Y también me identifico con @Lola con su “Si no fuera por el daño que hacen, me reiría.” Pues es cierto que muchas veces, ese estilo de lamento permanente de algunos docentes funciona como un buen motivo para volver a lo de siempre, al terreno seguro, a lo que me dio resultado tantos años.
    Bien lo dices, Jordi “los portátiles le han desmontado su práctica docente”
    Pues aqui estamos, mirando en el horizonte qué tal les va a quienes tienen proyectos en marcha. Tomando lecciones. Tratando de aprender.
    Ya les contaré qué tal nos va en Argentina…si tienen ganas.

  38. Perdón por hacerme pesado (tercer comentario en un blog SÍ es hacerme pesado…).

    ¿Puede ser que lo que esté ocurriendo es que las organizaciones (IES, CEIPS) tienen patologías que les impiden incorporar la innovación? Y solo unos pocos están encontrando rumbos… Se abren brechas ya que yo, en mi IES, no puedo contar esto (http://ow.ly/40dQp) y aquí sí… Y si no lo puedo contar, la profe que no aplica bien las tIC lo pasa fatal, la pobre… Por la patología organizativa…

  39. Interesante batalla: Recursos vs Metodología. De nada sirve cortar un árbol con una moderna sierra mecánica si desconocemos cómo encenderla, si no tenemos combustible o si no leímos las instrucciones para poder utilizarla.

    En mi opinión el profesorado debe dejar de ser una fuente de sabiduría (rídiculo en la Era de la Información)y pasar a ser un “animador-motivador”. El profesor no enseña y no corrige, sólo motiva, anima y dirige.

  40. Lo veo fabuloso, la implementación de las TICs en el aula esta funcionando, estamos pasando de adiestrar obreros para las fábricas a burócratas expertos en facebook. ¿O que otra cosa esperaban?

    Las TICs, los teléfonos o hasta el telégrafo, fueron creados para permitir la interacción de personas a distancia con un bajo coste. Llevar el modelo 1 a 1 al aula es tan absurdo como instalar un teléfono en cada banca para platicar con el profesor.

    La tecnología esta entrando al rescate de la educación o en compensación por la falta de buenas estrategias didácticas y mejores profesores, si tuviéramos buenas estrategias didácticas y un buen maestro no necesitaríamos ordenadores.

    Por económico que sea aumentar el ancho de banda es completamente absurdo, si los planes de estudio ya están definidos podría existir una copia local de todo el material que se verá en el año en la computadora de cada niño.

    Los niños están aprendiendo a ser dispersos, poco productivos y a perder el tiempo en Internet, eso esta muy bien, están adquiriendo las habilidades necesarias para un trabajo en la burocracia del siglo XXI.

    Si quieren una solución, no a la calidad educativa si no a la logística en el salón de clases, repliquen los modelos laborales de las oficinas burocráticas, asignen a un grupo de chavales como capataces, a otros como soporte técnico y a otros ejecutivos y olvídense de la educación.

  41. Sólo quiero reafirmarme en que es posible. Pero hace falta cambiar la mentalidad. No desesperar en el intento. Materiales “desenchufados” replicados en PCs, elegidos previamente. En un uso de las TIC hace falta mucho trabajo previo para que, en el aula, todo funcione correctamente, y plan B, C y D. Pero no pasa, nada, somos practicantes del “Arte de Enseñar”. Es nuestra profesión.

    Y el toro que me ha tocado lidiar se llama, Matemáticas:

    El curso pasado:
    http://profeblog.es/blog/luismiglesias/2010/01/10/matematicas-2-0-en-el-i-e-s-la-arboleda/

    Este curso, nuevo centro, nuev@s alumn@s:
    http://profeblog.es/blog/luismiglesias/2011/02/13/eda2010-cambio-metodologico-nuevos-tiempos-en-el-aprendizaje-matematico/

    Es posible, hacer invisible las TIC e incluso las Matemáticas, una más.

    Pero lo más importante,
    ésto no es fruto de un día, no se consigue de la noche a la mañana, hay mucho trabajo, confianza, colaboración, planificación y motivación detrás.

    Animo a tod@s los compañer@s, a no desesperar, a intentarlo, una y otra vez.

    “Empezar para aprender, no a la inversa” (de mi amigo, Fernando García Paez)

  42. Me temo que la compañera conecta con una tradición muy potente y reacia a moverse en ninguna dirección. Algo desconectada del mundo actual sí que parece estar. Pobre, ¿cuánto le quedará hasta jubilarse? ¿Y esos nenes? Ains.

  43. Carmen Iglesias Bueno

    23 de febrero de 2011 — 7:36 pm

    Me meto, no me meto ¡allá voy!

    No soy docente, simplemente colaboradora TIC y ante todo madre de dos hijos: uno de 1º de bachiller y otra de 1º de ESO.

    A @jordi_a, @Potachov, @jlcastilloch, @domelop, @NoLolaMento, @eraser les sigo desde hace dos años, cuando empecé con esta interesante labor de difundir las TIC; al resto, los he ido descubriendo día a día desde hace dos meses, cuando un buen día me aventuré en Twitter (debería haberlo hecho antes).

    Cuando día a día veo experiencias como la de @Lavirto, @juancarikt, @luismiglesias y otros muchos docentes incasables, que siempre están ahí, no puedo dejar de pensar la mala suerte que corren mis hijos; que acabarán odiando: la una las matemáticas, y el otro la filosofía y la lengua. En su instituto no hay TIC, ni ganas de que lleguen, ni tan siquiera están en el estadio de la indignada profesora de Sant Carles de la Ràpita. No sé si mi hija de 1º de la ESO podrá asistir a clases con TIC en su paso por el instituto, de lo que sí estoy segura es de que se le va a torcer la columna por transportar todos los días la mochila con un peso de 10 a12 kg a la espalda.

    No puedo por menos que sentir una tristeza enorme cuando voy a reuniones de centro y oigo: no quieren estudiar, no quieren trabajar… ¡Ya les vale! con clases de 10 alumnos, así tendremos fracaso escolar de por vida.

    Me preocupa la falta de TIC, pero me preocupa más la desmotivación docente, sea por falta de formación e información, por problemas en el claustro, o simplemente por inapetencia. ¡Qué pena, qué pocas ganas de transmitir y amueblar a los muchachos!

    Lo que me queda claro es que tendré que seguir indignada por todo lo que se están perdiendo mis hijos y los hijos de los demás, pero yo seguiré ahí intentando que no se me pierdan por el camino.

    Sólo me queda deciros que os admiro a todos profundamente, sobre todo porque dáis todo por vuestros alumnos, discurriendo como llevar nuevas herramientas a las aulas, dando protagonismo y autonomía a vuestros muchachos, incluso restando tiempo de vuestra vida privada.¡¡Enhorabuena a tod@s!!

    La llegada de las TIC a las aulas debería venir acompañada de una buena dosis de formación tecnológica, pedagogía y muchas ganas de compartir y transmitir.

    @carmeniglesiasb

  44. Leo los comentarios de esta profesora y no me queda si no darle la razón por su frustración y su enojo. He sido madre de hijos escolares, educadora, y ahora – desde hace muchos años – investigadora y asesora internacional en temas educativos, y es esto lo que veo (no sólo lo que me cuentan) en escuelas y aulas en muchos países por donde viajo y observo, incluido el mío. Linda la tecnología, pero cuando funciona apropiadamente y cuando se da a los profesores las condiciones para que las usen con provecho. De otro modo, solo se alimentan la desmotivación y el fracaso, de alumnos, de profesores, de las familias. Los peores enemigos de las TIC y de su incorporación a la educación escolar son políticos, tecnócratas y comerciantes dedicados hoy a distribuir equipos a mansalva sin asegurar, primero, las condiciones indispensables (tecnológicas, pedagógicas, de infraestructura, de formación, etc). Merecen nuestra condena quienes, desde la ligereza de sus decisiones de política, no pueden ponerse a la altura de las necesidades reales de esa educación que dicen querer contribuir a cambiar.

  45. Hola Jordi y compañeros colegas,
    La opinión de esta maestra es la opinión de muchos de mis compañeros… creo que muy equivocada…
    Hacer lo mismo que antes con “nuevas” herramientas no vale y en eso estamos… quejarse pero no buscar soluciones es fácil, pero no fructífero… a esta compañera le faltan ganas y personas que estén a su lado y le muestren la luz… ¿cómo podemos ayudar? Porque yo abro la boca y, a menudo, ni me escuchan…
    Mejorar nuestra labor requiere tiempo, conocimiento y ganas… el tiempo se saca de debajo de las piedras si hace falta (pero no hay muchos que quieran sacarlo después de las cinco), el conocimiento se adquiere que para algo sirve la transferencia horizontal, vertical y el autoaprendizaje (pero hay que ser esponjas y no muros), y las ganas… qué decir de las ganas… a mi y a muchos de nosotros nos sobran! Hágamos que fluyan, como la energía… Yo sigo aprendiendo de todos vosotros y estoy encantado de intentar mejorar mi labor… un saludo desde Terrassa (Barcelona).

    p.d. Me ha gustado mucho el comentario de José Luis Cabello. Creo que añade matices interesantes…

  46. Bé, vaig a comentar!!! Primer que tot, vull fer constar que tal i com està la professora de St. Carles, actualment, hi ha molts mestres i professors amb les matexes pors, crispacions i inquietuds que ella.

    Lògicament, amb l’entrada de l’1×1 s’havia d’apostar per un canvi metodològic en l’ensenyament( fet que crec que no s’ha donat en la majoria de casos), i l’1×1 n’era una oportunitat idonea.

    Res més lluny de la realitat, molts mestres i professors, recolzats per les editorials dels libre digitals ( d’un contingut pedagògic mol pobre al meu entendre), recolzats pel fet d’entendre la innovació a l’escola com al tant per cent d’ordinadors que té el centre, o senzillament per complir amb l’expedient que el propi Departament acabava de llençar al món escolar, estan (mal)utilitzant els ordinadors a les aules. Tal com en Jordi, falla la tecnologia ( la connectivitat) però no crec que sigui el més essencial.

    Amb l’1×1 s’ha donat per suposat molts aspectes, però principalment a els propis mestres: dubto que tot el nostre professorat tingui un nivell “adequat” de competència digital; i no només els mestres sinó els alumnes, sabíem quin nivell tenien, com portaven la competència digital, s’havia treballat anteriorment…

    En fi, de la única cosa que en tinc dubte, és que en la majoria de casos aquest 1×1 ha estat un fracàs molt gran, no podem pretendre ( sóc mestre) fer els quadernets Rubio, però a l’ordinador; no pot ser que un mestre consideri que fer els exercicis de les editorials sigui promoure la cultura del mínim esforç; però que aquest matex mestre no sigui capaç de crear i dur a terme alguna activitat inovadora i motivadora pels seus alumnes; de fet, crec que qualsevol persona amb un llibre de text, amb una temporalització feta per la matexia editorial, amb un llibre de solucions al costat, amb les programacions ja fetes i antiquades i poc contextualitzades, qualsevol persona pot fer de mestra amb aquestes condicons.
    Vaig a dormir que ja toca

  47. Estimados colegas españoles y de todas las regiones del mundo…
    Desde estas latitudes sur americanas las experiencias de incorporación de las tecnologías de la información y comunicación al sistema educativo básico de la modalidad regular de los niveles primaria y secundaria tienen las mismas características.

    Ahora no debería ser ninguna sorpresa que las tecnologías de la información y comunicación funcionen de esa manera debido a que han sido insertadas en un proceso y un sistema educativo perteneciente a la era industrial, donde no existían computadoras ni Internet; y por lo tanto, no son inventos que se hallan diseñado para aquellas formas de hacer las cosas, es decir, son inventos que necesitan otros sistemas y otros procesos educativos.

    En ese sentido, los Estados Unidos de Norte América en este documento: http://www.ed.gov/sites/default/files/NETP-2010-final-report.pdf
    han mencionado que en los últimos años han vivido una paradoja de la productividad pensando que las TIC serian bien aprovechadas por los docentes en beneficio de los rendimientos académicos de los estudiantes. Se han dado cuentan que han vivido una paradoja, un engaño, un ardid; del cual para librarse tendrán que re estructurar todo su sistema educativo si es que en verdad quieren aprovechar las bondades de las TIC en la educación básica.
    La cita completa la puede leer en español en este sitio http://sites.google.com/site/indicadoresperu/diagnostic

    Ante esta situación, desde el año 2003, la UNESCO, el Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo han elaborados marcos conceptuales (acompañados de sus respectivos indicadores) para ordenar de manera sistemica la incorporación de estos inventos a los sistemas y procesos educativos, tanto académicos como administrativos.

    Sin embargo, al parecer, al tecnocracia de los funcionarios de los organismos supranacionales parece tocar fondo cuando se encuentra con los intereses políticos partidarios en cada país que necesitan apresurar la inauguración de un laboratorio o de una aula con computadoras para salir en la foto y decir ante los medios “nosotros lo hicimos” sin reparar en la complejidad de lo que significa la incorporación de una tecnología de la información sobre la de la palabra escrita en un sistema educativo que por primera vez en su historia se enfrenta a un cambio radical de sus estructuras y jerarquías.

  48. Hola soy Dj Walete me avisas cuando vengas al San Walabonso para traerme la mesa de pinchar

  49. Estimados colegas de profesión, soy profesora de ciencias de secundaria. En el colegio en el que trabajo, hace un par de años que se han implantado las aulas 1X1 con sus respectivas PDIs y libros digitales. Debo decir que de una plantilla de casi 80 trabajadores, son pocos los que se han adaptado sin problema a las nuevas tecnologías. Y es muy natural, nadie ha nacido sabiendo, ¡los profesores tampoco! ¿Cómo pretenden que de la noche a la mañana seamos unos expertos impartiendo las matemáticas, el latín, la química, la historia o las naturales con una tecnología que a penas hemos tenido tiempo de probar?
    Yo entiendo que ahora, ya hace unos pocos años que estamos utilizando los libros digitales, las PDIs y todos los artilugios existentes aplicables a la nueva metodología en la educación, y que empezamos a tener un poco más de rodaje, pero lo que intento expresar, y me dirijo a todo el colectivo docente, es que no os sintáis agobiados ni presionados por los centros educativos. En mi humilde opinión, estamos empezando una nueva era, la era de la digitalización, y sería absurdo no adaptarse y utilizar la nuevas tecnologías. Pienso que actualmente es muy complicado hacerlo bien desde el principio, todo tiene un tiempo de adaptación. Para empezar, en la gran mayoría de los centros educativos no disponemos de una banda ancha suficientemente potente para poder navegar y descargar al instante lo que requerimos, y eso no es culpa nuestra, es algo a lo que debemos amoldarnos y mostrar paciencia.
    Tampoco creo que sea absolutamente necesario impartir i seguir nuestras clases 100% mediante el libro digital, por que ya sabemos todos que los alumnos se distraen fácilmente con las redes sociales, las fotografías, etc, etc,. Bien, mi propuesta es que nos programemos bien las sesiones, delimitando bien el tiempo para cada actividad que debamos hacer, y que los alumnos también tengan constancia de que hay un tiempo límite para hacer cada ejercicio y los pasos a seguir. Hay que entender, que para ellos, también es nuevo todo este funcionamiento, conforme vayan pasando los años y los cursos, ya será una forma normal y cotidiana de enseñar y trabajar.
    Los extremos no son nunca positivos, la aplicación del ordenador en el aula debe conllevar cierta responsabilidad. No debemos subestimar los métodos tradicionales que no aportan cosas positivas, encontrando así el equilibrio entre las nuevas metodologías y las antiguas.
    Debemos revisar los criterios de evaluación y no sobrevalorar los conocimientos informáticos del alumnado, que en la mayoría de los casos son altos, pero alejados de los que realmente necesitan para el buen uso de las TIC.

  50. Anna Biosca Selga

    3 de julio de 2011 — 7:11 pm

    En el meu institut s’ha seguit a 1r i 2n de l’ESO el projecte Educat 1×1. Jo ho vaig viure molt poc, doncs només vaig donar una variable als alumnes de 2n durant el primer trimestre i recordo que els ordinadors van arribar cap al mes de novembre. Ara bé, el proper curs donaré la matèria de matemàtiques a 4 grups de 2n de l’ESO i també he de dir que a les seves aules hi tindré les PDI.

    Durant el curs he recollit les inquietuds del professorat del meu centre i gràcies al seu esforç s’ha pogut portar a terme aquest projecte, doncs el seu inici va ser massa precipitat i els centres encara no estaven preparats.

    He anat a l’enllaç que ens proporciona la Laura Dejuan i he vist el vídeo. Ens mostren l’aprenentatge de la taula de multiplicar del 2, primer a la pissarra habitual i després amb la digitalització a l’aula. Crec entendre que ha de canviar la metodologia, però, no tot ha estat tan dolent, veritat? Les taules s’han de saber i s’ha de fer l’esforç necessari per aprendre-les, llavors no hi ha més, no hi ha digitalització que valgui.

    Bé, em sembla que volem passar d’un extrem a l’altra. De no aplicar les TIC ara es vol que tot s’hagi de fer amb les TIC. No us sembla que seria molt adequat trobar un equilibri entre el tot i el res?

    Després de la lectura de l’article m’ha quedat un sentiment de tristesa. Com hi pot haver persones que no es vulguin adonar de la feina que fa el professorat? A mi no m’han donat mai res fet ni he trobat mai un llibre de text que ho portés tot resolt. Llegeixo que les solucions dels exercicis venen donades en els llibres de text de tota la vida, però si els exercicis no tenen només solucions, tenen un plantejament, un raonament, un procediment, una representació gràfica . . . i a vegades no tenen ni solució.

    Quan als “nenes” em preocupen molt aquells que no reben l’educació per part dels seus pares. Per acabar, vull felicitar als pares que saben que vol dir educar.

  51. Jo treballe a València, allà la introducció de les TIC és ben lenta i escassa i la formació del professorat és ben be nul·la. Però be, el problema que té molta gent és pensar que una vegada instal·lada la pissarra digital, els ordinadors o les tablets els nens canviaran i aprendran els continguts proposats de forma ràpida i eficient. Però com van a aprendre si el professorat utilitza aquestes noves ferramentes de la mateixa forma que utilitza els llibres de text, les fitxes o els treballs individuals? Primer que res, caldrà fer un canvi de pensament del professorat en la seua didàctica i això passa per canviar el model de formació des de les universitats.

    Molts professors estan acostumats a obrir el llibre per una pàgina i llegir el textos i després, que els nens facen les activitats corresponents, sense fer cap mena de explicació o debat amb els alumnes per a que, moguen les seues neurones i reflexionen per fer un canvi en els seus esquemes mentals i així, estructurar i introduir els nous coneixements als que ja hi tenen i així, enriquir-se, es a dir, aprendre.

    És ben cert que la ret ara mateixa té una velocitat molt lenta en comparació en altres països però, també és cert que hi han alternatives per a que això no succeïsca. És problema seu el trobar una solució davant dels problemes que li passen durant la seua feina. Deu de fer un treball de reflexió a casa i trobar un camí alternatiu. Si el connectar-se a Internet n’és un, tal vegada deuria de prescindir de la connexió i tenir l’arxiu integrat a la memòria del l’ordinador.

    Fa un temps vaig assistir a unes jornades on un grup de mestres ens presentava tota una bateria d’unitats didàctiques fetes en pissarra digital amb un fum d’activitats adaptades al possible nivell que es podien trobar a l’aula. Vaig quedar impressionada en veure quantes possibilitats ens oferia aquesta nova eina i que o, no havia sabut veure. Evidentment, aquesta és una feina molt costosa però clar, una vegada feta ja la tens per a molt de temps. Simplement has de modificar aquelles activitats que no han funcionat per unes altres, tot depén de les ganes de treballar com a mestre que tingues. El problema no resideix en les noves tecnologies o en la lentitud de la ret, si no en l’ús que hi fem d’elles.

    Per una banda fa falta un professorat amb vocació d’ensenyar i de solucionar els problemes que es presenten a l’aula per mitjà de la seua investigació i per un altra, una oferta formativa en TIC real i a l’abast de tota la comunitat educativa.

Comentarios cerrados.

Copyright © 2017 Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

Tema por Anders NorenArriba ↑