Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

El Tao TIC (El camino de las TIC) es largo y tortuoso

Integrar las TIC en secundaria es… complicado. Hasta en países como Noruega, que en nuestra imaginación los ubicamos en una especie de “paraiso educativo”. Un reciente artículo (Wikan, G. y Molster, 2011) describe qué piensan sobre las TIC y cómo las utilizan los profesores y profesoras de secundaria de tres institutos de Hamar (Noruega). Los resultados muestran que, pese a lo que pudiéramos imaginar, pocos lo hacen a menudo. Muchos docentes, dicen los autores, están todavía poco seguros de que las TIC tengan un efecto positivo en los resultados de aprendizaje de sus estudiantes. Muchos profesores utilizan las TIC por razones indirectas tales como acceder a materiales de aprendizaje, estimular la motivación, mejorar las presentaciones. Los profesores sienten la presión para usar las TIC en su trabajo por parte de sus directores, de las autoridades educativas municipales y de las autoridades educativas nacionales. De acuerdo con el currículum nacional noruego, las TIC son una competencia básica y deben utilizarse en todas las áreas del currículum, aunque solo el 22% de los profesores las usan en la enseñanza.

“Muchos profesores han recibido algún tipo de formación en TIC de corta duración, aunque muchos no se sienten confiados usando la tecnología. Muchos dicen que no se sienten competentes y no saben cómo utilizar las TIC para mejorar y apoyar una clase. Hemos mostrado –afirman los investigadores– que las mujeres, los profesores menos experimentados y los profesores más mayores son quienes menos usan las TIC” ((Wikan y Molster, 2011, pág. 217).

Los profesores que han aprendido a usar las TIC como parte de programas de desarrollo profesional a largo plazo son aquellos que afirman que las TIC pueden mejorar los resultados de aprendizaje de sus estudiantes, usan la tecnología más frecuentemente y a menudo piden a sus estudiantes que la utilicen para hacer deberes y presentaciones. “La formación en TIC –concluyen– debe ser parte del desarrollo profesional y se les debe proporcionar tiempo a los profesores para ver si las TIC mejorarán los resultados de aprendizje de sus estudiantes. Este es el factor más importante para todos los profesores. Debemos reconocer que el cambio es gradual y un proceso difícil para los profesores, y se les debe dar tiempo para experimentar que las TIC mejoran los resultados de aprendizaje de sus estudiantes” (Wikan y Molster, 2011, pág. 217).

La manera de enseñar habitual en la secundaria (según parece también en Noruega) creo que no facilita la comprensión de cómo pueden utilizarse las TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Herramientas y aplicaciones que presentan contenidos al estudiante (por ejemplo, los libros de texto digitales) o que ayudan al profesor a presentarlos al grupo (por ejemplo, pizarradas digitales y aplicaciones para presentaciones) son más fácilmente integrables en unas prácticas de enseñanza basadas en ese tipo de actividad. En cambio, las herramientas que facilitan que los estudiantes creen por sí mismos “artefactos culturales”, colaborativamente, utilizando múltiples medios y que los publiquen y compartan en la red a fin de recibir retroalimentación de sus pares o personas ajenas al centro, son difícilmente integrables. La razón, desde mi punto de vista, es porque desde el marco conceptual didáctico dominante (esencialmente tácito) no se consideran apropiadas. Mi hipótesis es que la ausencia casi total de formacion pedagógica inicial del profesorado de secundaria (no se si en Noruega sucede lo mismo) hace que muchos docentes no puedan ni siquiera imaginarse las aplicaciones didácticas de muchas herramientas de la web 2.0: no son “integrables” en su visión de “cómo se debe enseñar”. Hay evidencias empiricas que indican que los profesores con un estilo de enseñanza constructivista y centrado en el estudiante pueden encontrar las TIC más útiles para estimular el aprendizaje que los docentes con un estilo centrado en el profesor (por ejemplo, Barak, 2006; Watson, 2001; Webb and Cox, 2004; Windschilt and Sahl, 2002).

La integración de las TIC en secundaria (y en otros niveles) no se conseguirá solo con ofrecer al profesorado cursillos breves sobre herramientas TIC. Tienen que “ver con sus propios ojos” que los resultados de aprendizaje de sus estudiantes mejoran con los enfoques didácticos en los que tiene sentido el uso de este tipo de herramientas. Y deben creer, además, que se puede “dar” todo el programa así, cosa de la que no estoy nada convencido. ¿Es posible que quienes diseñan el currículum partan de la hipótesis de que solo hay una manera de enseñar, la centrada exclusivamente en la explicación del profesor y en el estudio individual? De hecho esta semana han aparecido un par de noticias relacionadas: los directores de Cataluña y las sociedades científicas piden aligerar los contenidos del currículum para enseñarlos mejor. Hay mucha gente que creemos que los programas están sobrecargados y solo se pueden completar “a la carrera”. Los efectos de este hecho los conocemos todos.

 

El sinograma que representa al Tao es un antiguo ideograma que consta de dos partes : 首 (shǒu) 'cabeza' y 辶 (辵 chuò) 'ir'. En efecto, la parte superior representa a un rostro o cabeza y la parte inferior representa a un ser humano corriendo, en conjunto tal asociación ha significado camino o marcha (iter). Fuente: Wikipedia: Tao

En conclusión: el camino a la integración de las TIC, el Tao TIC, es largo y tortuoso… aunque no hay que recorrerlo solo/a: muchos estamos en él. Caminemos juntos.

 

Categorías: Blog, innovación educativa

Ni con TIC, ni sin TIC » « Matriz de evaluación de actividades didácticas para la era digital

22 Comentarios

  1. Pues sin duda. De todas formas, la expectativa positiva puede venir de que, a diferencia de otras propuestas, el profesorado que aúpa las tiC tiene claro tu lema de que “ordenadores sin pedagogía: mera chatarrería.

    La conjunción de las dos propuestas más “presionantes” que tiene planteado el profesorado de secundaria: trabajar por competencias y usar las tiC, cuestionan de base el hábito tradicional de la clase maestra.

    Si algún Zito apareciera por algunas clases y ayudara un poco estaría muy bien.

    Un abrazo

  2. Gracias, por un nuevo post dominical, Jordi. Rápidamente, se ha convertido en un hábito, desayuno tranquilo y post de Jordi… el diaro para después.

    Hace mucho que te sigo, que te leo, y que formas una de las partes más importantes de mi PLE ;-)) Y cada cosa que dices, que escribes, la reservo porque pasa a formar parte de mi marco de referencia, el teórico y el práctico.

    Una vez más, tu reflexión hace incidencia en la práctica real del aula con lo cual, tus enseñanzas aún tienen más fuerza: teoría al servicio de la mejora de la práctica docente, que es lo que necesitamos en estos momentos.

    El Tao TIC sin duda,o al menos confío como creo que confíamos muchos, también será el Tao del cambio metodológico. Introducir las TIC más allá de las prácticas expositivas, dar modelos de procesos de enseñanza-aprendizaje en los que sea el alumnado el que usa, aprende y construye con TIC va a ser lo que nos va a abrir los ojos hacia esa necesidad de cambiar la metodología… y las TIC van a ser el estimulo desencadenante.

    Mientras, hagamos caminos juntos, que será menos tortuoso y tal vez, con un poc de suerte, un poco más corto

    Gracias, de nuevo, y seguiré siguiéndote !!!

  3. No se puede decir mejor: las dificultades que tenemos los profesores de secundaria para integrar las TIC desde perspectivas didácticas innovadoras están relacionadas con nuestra formación inicial, y lo que, de manera tácita, entendemos que es enseñar y aprender. Gracias Jordi.

  4. Y no tendrá (algo) que ver esa no utilización de las TIC con el hecho de que habitualmente los “expertos” que dan los cursos sobre las herramientas hacen una de las dos cosas siguientes:
    – o bien solamente explican un compendio de comandos y herramientas del software, sin aplicación real en la materia del profesor (pienso en los típicos cursos para profesores de Matemáticas de secundaria en los que ven cómo hacer que una vaca muja en la pizarra digital, o en esas retahílas de “botón filtro, botón ventana, botón capa…”
    – o bien hablan de cualquier software como susceptible de tener aplicación didáctica, lo que provoca el rechazo por parte de los profesores, que tienen una lista de objetivos mínimos que garantizar, y poco tiempo para utilizar la última herramienta para editar vídeos que alguien piense que es útil para la materia de Filosofía (por ejemplo).
    Llevo muchos años utilizando software de geometría dinámica para tratar unidades de Geometría y Análisis, y a esta alturas sé que el trabajo por parte de los alumnos (individual o en grupo) de los conceptos subyacentes no garantiza el aprendizaje. Si lo sigo haciendo es porque ese modo de trabajar resulta más entretenido y motivador (aunque no mucho, tengo que reconocer). Y claro está, intercalado con el trabajo tradicional. Y si buscáis por España adelante, hay muchísima gente y equipos que trabajen con este tipo de software (lo comento porque sí tiene una aplicación evidente en una materia) que son bastante pesimistas.
    Un saludo discrepante, como habitualmente.

  5. El 道 (Tao) és el camí que s’ha de recórrer, seguint les normes de l’equilibri entre el cel i la terra. El procés de “caminar” és el que ens sublima com a persones i ens permet arribar a comprendre el TAO. Sovint vivim neguitosos pensant només en l’éxit del resultat i ens oblidem del procés que és el que ens fa més savis.
    Segurament el Tao de les TIC és un gran símil, i hem de ser conscients que la innovació NO és un procés a assolir, ja que és un procés en constant canvi, és un camí obert que ens ha de fer més savis amb els petits éxits diaris, i els errors que ens permetin obrir noves dreceres al camí.
    I segur que el procés es pot assumir amb companyia, només cal trobar una bona companyia que tingui clar el camí a recórrer. 😉 Gràcies Jordi.

  6. Después de ver la carrera de fórmula 1 en esta maravillosa mañana, encuentro un símil muy bueno para intentar explicar parte de lo que está pasando, o por lo menos, parte de las sensaciones del profesorado.
    Resulta para mí curioso como las escuderías se copian unas a otras cuando van a cambiar de neumáticos a tenor de los tiempos de sus rivales, y todo esto a pesar de tener una legión de ingenieros que parece que lo controlan todo y que lo saben todo.

    Pienso que el profesorado no es que esté desmotivado o que no quiera formarse en las TIC, simplemente se encuentra a la expectativa del resultado que van obteniendo otros.
    Yo cuando estoy intentando conducir estos nuevos coches, por un lado reconozco el gran potencial que tienen, sin embargo, hasta ahora sólo puedo constatar que el “Proyecto Escuela TIC 2.0” esta abriendo una gran brecha digital entre mis alumnos. Esta brecha que se está produciendo no es por aptitud sino más bien por la actitud que muestran algunos alumnos.
    Todos mis alumnos se muestran receptivos a la hora de utilizar nuevas herramientas (mapas conceptuales creados por ellos, presentaciones y exposiciones elaboradas con materiales que buscan en la red, etc.)Sin embargo, la casi totalidad de los alumnos que presenta fracaso escolar tienen un problema de actitud grandísimo; o no suelen traer el portátil, o lo tienen descargado, o han perdido el cargador, y lo más importante, fuera del horario lectivo no se acercan para nada a las nuevas tecnologías. Son chavales que en sus casas no revisan el día de antes el material que tendrán que usar en sus clases y, por su puesto, no tienen un referente en sus padres que les apoyen en este proceso. Así, me encuentro con que una serie de alumnos muy trabajadores que cada vez se distancian más de sus compañeros en cualquier tipo de competencia. No quiero que nadie piense que abandono a mis alumnos, pero al final para ellos sólo queda como siempre la ficha de refuerzo y la misma cantinela que se escucha en las otras clases.

    Posibles soluciones:
    – Dejar los ordenadores en el centro (limitaciones: mala conectividad en los centros y una complicación más para el centro (recarga de equipos, mantenimiento, seguridad)).
    – Transmitir a las familias la importancia de su papel en la educación de sus hijos (En nuestro centro disponemos de una agenda de comunicación familiar, sin embargo, este camino sólo da resultados con padres que ya están muy implicados)
    – Abandonar el uso de las TIC en el aula (¡Ni de coña¡)

    Se aceptan propuestas (open-minded)

    Saludos a tod@s

    • Hola Rafael,

      Toda tecnología, desde el fuego o la rueda, ha creado desigualdades entre quienes la poseen y quienes no (o entre quienes tienen los conocimientos, destrezas, actitudes y la voluntad necesarias para utilizarla y quienes no). Las TIC son poderosas. Por eso la brecha será cada día más grande y tendrá consecuencias graves. Lo mismo sucede entre los docentes: la brecha digital está separando a quienes las usan para desarrollarse profesionalmente (por ejemplo, colaborando en proyectos con otros docentes, conociendo de primera mano experiencias y propuestas didácticas innovadoras de otros docentes) y quienes todavía están esperando la evidencia definitiva de su potencial. Los efectos de esta segunda brecha (la de los docentes) es más evidente cada día (al menos yo la veo cada día más).

      Sobre las posibles soluciones a la actitud de los alumnos, la solución es sencilla de enunciar y complicadísima de realizar: diseñar actividades didácticas divertidas. motivadoras, directamente relacionadas con la realidad de los estudiantes, actividades percibidas como útiles o de servicio, en grupo (para que se ayuden unos a otros), etc. Aprender debería ser divertido… como escalar una montaña, no como hacer pompas de jabón, como escribió una vez Antonio Bartolomé. Esto es lo que nosotros podemos hacer. Lo que no podemos hacer solos es cambiar la percepción de algunas familias de que la escuela no sirve para nada porque no enseña nada útil en “su” mundo. Eso es una tarea para toda la sociedad y quizá exija cambiar mucho el currículum.

  7. El problema estriba en ¿como pueden “ver con sus propios ojos” si continúan evaluando como siempre? con pruebas tipo PISA sí se podría ver esta mejora, pero no con las preguntas cerradas, exámenes escritos con cuestionarios tipo test etc, y esto es lo que se hace.
    Luego….

  8. Como siempre, dando en el clavo, Jordi. Muy buen post. Está claro que, al menos para las próximas generaciones de docentes, la clave está en integrar las TIC desde la formación inicial, pero haciéndolo no sólo con el uso de herramientas tecnológicas sino, sobre todo, mediante planteamientos metodológicos renovadores. El problema, desde mi punto de vista, es cómo “reconvertir” a aquellos (muchos) profesores en ejercicio que se muestran más renuentes al cambio.
    Y ahora una curiosidad: ¿hay algún estudio fiable que hable de diferencia de géneros en el uso de las TIC en el aula en España?
    Gracias por tus reflexiones.

  9. “Mientras, hagamos caminos juntos, que será menos tortuoso y tal vez, con un poc de suerte, un poco más corto”
    Me gusta la imagen de lo salmones remontando el río o las aves migratorias volando cientos de kilómetros. Dudo que fueran capaces de hacer esas proezas en solitario.

  10. Hola Jordi y personas que opináis. Sóis un ejemplo de cómo lo que dice Jordi se debe aplicar al alumnado: construir entre todos, aprender de todos y un poco autoevaluarnos también comparando nuestras reflexiones con las del resto. Rafael habla de la actitud del alumnado. En otro espacio se comenta el tema familias. En nuestro instituto, el Torre del Palau de Terrassa, Barcelona, después de ocho años con un uso intensivo de las TIC y ahora con libros digitales, llegamos a estrategias útiles para mejorar estos aspectos: por ejemplo, crear cursos de formación en libros digitales y temas TIC para las familias de los alumnos. En septiembre-octubre, cuando el alumno/a sale del aula le entrega el ordenador a la familia que entra a formarse. O que los alumnos dejen el ordenador en nuestros armarios si tienen uno de sobremesa en casa, etc.
    Estoy totalmente de acuerdo con Jordi Adell: en el momento que el modelo de profesor implica al alumnado de forma activa, las clases cambian, se mejoran actitudes,s e construye y el alumnado gana en autoestima. Hasta los que más les cuesta.
    Gracias por vuestras enseñanzas. Evaristo.

    • Hola Evaristo,

      Todo eso que habéis aprendido con la experiencia de 8 años usando las TIC es muy valioso y lo tenéis que compartir con los que estan/mos empezando. Eso no se explica en los libros, ni en las web institucionales 🙂 ¿Lo habéis escrito o contado en algún sitio? ¿Váis a jornadas, etc. a contar vuestra experiencia?

      Gracias y saludos.

  11. En mi instituto (doy clases en ciclos formativos de grado medio) hace un tiempo que han integrado las TIC en el programa formativo. Yo era bastante reacia a este sistema, pero la verdad es que nos ha facilitado mucho al trabajo y creo que es útil para los alumnos. Saludos!

  12. Creo que la Secundaria puede cambiar por contagio. Soy un entusiasta de las anécdotas que podrían generar una bonita bola de nieve. Cuadernos de pedagogía, Guix, Aula de innovación educativa, Comunicación y pedagogía, Signos-teoría y practica de la innovación… son revistas que tienen la misma fe.
    Siendo un pedagogo que se dedica a la formación inicial y permanente, sufro y me muerdo las uñas con la escuela que disfrutan mis 3 hijas. Espero milagros. A veces ocurren.
    Ya he contado en otro sitio que mi hija de 13 años me sorprendió a principio de curso ilusionada con un proyecto que iban a hacer en Tecnologia (y que por cierto le sigue ilusionando) donde hacer bocetos, utilizar TIC para documentar y proyectar…
    Hay otro episodio de la misma hija en el mismo centro. La de Ciencias Sociales les puso a hacer un miniproyecto sobre nubes. En Navidades y en otro viaje estuvimos haciendo fotos de nubes, cámara en ristre, mañana, tarde y noche, algo mosqueados como padres. Pero las fotos se publicaron en un blog personal de la profe, con información que aportaba ella y comentarios de los chicos… Luego les ha pedido autorización para publicar unas fotos donde ellos trabajan en clase… mi hija no da botes por el proyecto, pero le está gustando… Y han trabajado un montón temas que yo no recuerdo de mi final de EGB, desde luego.
    Otros episodios que me gustan son “Un inesperado placer en la clase de Tecnología” que cuenta alguien que sabe algo de web 2.0, Terry Freedman, básicamente que una alumna de 2º de la ESO fue autorizada por su profe para investigar con TIC en el centro, se coló en la clase de Terry y él, recitecente, le permitió ayudar, con un resultado buenísimo de una de 14 años contando a los de 12 años algo con infinita paciencia.
    O mi amigo Chris Bigum contando la experiencia de un distrito australiano donde el saber generado por los chicos puede ser un saber válido para la comunidad, no una mera actividad escolar.

  13. Suscribo lo que dice Rafael sobre las brechas. Y me veo en figurillas para generar esas actividades motivadoras y personalizadas que indica Jordi como vía. Es que doy tres horas semanales… Y mi alumnado, aunque se motive algo, luego tiene seis suspensas y no ve por dónde salir de ahí… Pero, desde luego, no hay alternativa. Una herramienta poderosa debe ir acompañada de la atención a la diversidad más potente. Porque las brechas son preocupantes…

    Desde luego ayudaría cambiar la imagen de qué es un docente que comentaba Jordi, desde alguien que explica y hace que la gente escuche (como sea, incluida una vena autoritaria -por la que me veo afectado más frecuentemente de lo que yo quisiera-), hacia alguien que crea escenarios de aprendizaje. Habrá que insistir hasta que la gente se acostumbre: creamos escenarios de aprendizaje, creamos escenarios de aprendizaje, creamos escenarios de aprendizaje…

    Y si los zitos o zitas que dice Fernando se pasan a dar una vuelta y a preguntar “¿en qué puedo ayudar?”, ¡pues muy bienvenidos/as!

    ¡Gracias por compartir a Jordi y toda la gente que aprovecha la mañana del domingo para decir cosas interesantes! (aunque yo haya llegado el lunes, jejeje).

  14. Hola Jordi:

    Ayer aterricé por primera vez en tu blog, magnífica entrada y magnífico el diálogo que mantienes con los que entran a comentar.
    No te acordarás de mí, yo sí de tí, no creo que nadie que asista a una conferencia tuya se olvide, derrochas un entusiasmo y vitalidad fascinante
    Me encantó cuando escuche tu discurso por primera vez en el CFR de Ferrol, y cuando volviste una segunda, no dudé en asistir,y aunque no te acordarás… Xoanca (el asesor de nuevas tecnologías) nos presento.
    Te seguiré en la red (siento no haberlo hecho antes)…y desde luego seguiré este blog.

    Un saludo.

    Mara.

  15. Antonio Bartolomé

    14 de abril de 2011 — 8:00 am

    Hola Jordi:

    He leído el artículo original y coincido con lo que dices así como con muchos comentarios. Esta reflexión conjunta es genial. Pero con tu amabilidad de siempre me permitirás un pequeña matización.

    El estudio se hizo en su parte cuantitativa sobre 65 profesores, el 65% de los docentes de los TRES centros de Secundaria de Hamar, un pueblo de 27.000 habitantes en el interior de Noruega. La parte cualitativa recogió los datos con 10 profesores (20 entrevistas y 10 focus grup). Para hacernos a la idea es como si hubiese llevado ese estudio en mi pueblo (El Masnou, 20.000 habitantes, 3 centros de secundaria) y extrapolara las conclusiones a toda Catalunya y Aragon. Y esto por supuesto no quiere decir que la situación en Bergen, Stavanger o Oslo sea igual o sea diferente (lo desconozco), sino simplemente que no es razonable generalizar los resultados.

    Al mismo tiempo, esto refuerza la idea inicial de tu entrada: si unos investigadores de un centro de Formación del Profesorado noruegos son capaces de titular a este artículo “Profesores de Secundaria noruegos y TIC”, hay que concluir que en todas partes cuecen habas.

    Bueno, y también me ha dado oportunidad para hablar de mi pueblo que es divino.

    Aprovecho para comentar que el enlace no me ha funcionado y he tenido que utilizar:
    http://pdfserve.informaworld.com/344871__935377558.pdf

    Ciao

  16. Gracias, Jordi, por la reseña y la reflexión.

    Mi experiencia como profesor de secundaria me indica que la mejor manera de integrar apropiadamente las TIC en el currículo pasa por experiencias compartidas y transparentes por parte del profesorado, desarrollar y compartir buenas prácticas. Frente a eso, la administración educativa tiende a priorizar la formación en herramientas bajo el formato de curso. Incluso la introducción de aulas virtuales de Moodle en la enseñanza presencial con adolescentes y niños, según mi criterio, está produciendo una regresión en muchos casos, principalmente en términos de apoyar una visión del entorno virtual de aprendizaje en enseñanza presencial como mera “prolongación”, sin situarlo como entorno básico de articulación del proceso de E-A en la actual sociedad red. Algo similar ocurre con los libros de texto digitales. Si a eso le unimos la “privacidad” de esos cursos virtuales, realmente se aprende poco en comunidad (de profesores).

  17. Está guapo el debate!
    Cada comentario se merece un comentario por si solo.
    http://diigo.com/0gq88

  18. Algo de lo que se ha dicho:
    -La casi totalidad de los alumnos que presenta fracaso escolar tienen un problema de actitud grandísimo
    -Una serie de alumnos muy trabajadores que cada vez se distancian más de sus compañeros en cualquier tipo de competencia.
    -Toda tecnología, desde el fuego o la rueda, ha creado desigualdades entre quienes la poseen y quienes no.
    -Los efectos de esta segunda brecha (la de los docentes) es más evidente cada día
    -Actividades didácticas divertidas, motivadoras, directamente relacionadas con la realidad de los estudiantes, actividades percibidas como útiles o de servicio, en grupo (para que se ayuden unos a otros),
    -Aprender de todos y autoevaluarnos.
    “Siendo un pedagogo que se dedica a la formación inicial y permanente, sufro y me muerdo las uñas con la escuela que disfrutan mis 3 hijas. Espero milagros.”
    -Una alumna de 2º de la ESO fue autorizada por su profe para investigar con TIC en el centro, se coló en la clase de Terry y él, recitecente, le permitió ayudar, con un resultado buenísimo de una de 14 años contando a los de 12 años algo con infinita paciencia.
    -El saber generado por los chicos puede ser un saber válido para la comunidad,
    -Una herramienta poderosa debe ir acompañada de la atención a la diversidad más potente.

Comentarios cerrados.

Copyright © 2017 Jordi Adell (@jordi_a): edu & tec

Tema por Anders NorenArriba ↑