Blog · innovación educativa · Materiales · Nuevas tecnologías · Pizarras

Las TIC y los alumnos zombies

Zombie Walk 2009, Dundas Street West, near Trinity Bellwoods Park, Toronto. Foto de Eric.Parker. Algunos derechos reservados.

Esta semana me sorprendió… (bueno, realmente no me sorprendió demasiado 😉 ) una noticia de la revista Escuela 3.0: “Los cursos de formación en el propio centro, con SM“. Busqué la nota de prensa y aquí está: “SM presenta la primera oferta integral de servicios digitales para la incorporación de las TIC en el aula“.

En este post debería hablar del desarrollo profesional docente, de las dos visiones rivales del tema, la cognitiva y la socio-cultural, de mi convicción (y de mucha más gente) de que los maestr@s son prácticos reflexivos y no “aplicadores de recetas” estadarizadas, de las comunidades de práctica y de los PLEs como alternativa a la formación meramente “certificante”. También debería hablar del previsible futuro de la “formación permanente del profesorado” (quizá la generalización del modelo “Aguirre”). Pero todo eso será otro día. Hoy les propongo un pequeño ejercicio elemental de lectura de imagen :-).

En las dos páginas citadas más arriba se incluye este vídeo. Véanlo y luego hablamos.

 

 

Esta es la visión de para qué sirven las TIC en educación de las editoriales de libros de texto y de su papel en el “cambio”. Aunque quizá también se les ha escapado en el vídeo más información de la necesaria (¿o quizá no?): el resultado de “su visión” 😀

Preguntas sencillitas:

  1. ¿Qué TIC aparecen en el vídeo? ¿Conocen otras que no aparecen? ¿Quién usa el único portátil que aparece en el vídeo?
  2. ¿Qué hacen los profesores en el vídeo para “enseñar”con las TIC?
  3. ¿Qué hacen los alumnos para “aprender” con las TIC?

¿Alguien ve algún indicio de innovación didáctica en la manera de trabajar de los profesores que aparecen en el vídeo? ¿Es casual que en el vídeo aparezca únicamente este tipo de actividad de enseñanza y aprendizaje? ¿Alguien ignora por qué las editoriales se centran, además de en los “contenidos” del currículum, en proporcionar aplicaciones, hospedadas en sus servidores, de “control” de los alumnos y gestión integral del centro? ¿Y lo de los “recursos” para “trabajar sin conexión a Internet”? ¿Y qué me dicen de los servicios de acompañamiento con “ponentes exclusivos”? No seamos ingénuos. No es que no se hayan dado cuenta… es que se trata de un mensaje a medida del público al que va dirigido. “SM: te acompañamos en el cambio”. ¿En qué cambio?

Ahora vuelvan a ver los primeros 30 segundos del vídeo. Miren a los alumnos y alumnas. Miren sus posturas y sus caras. Parece que escuchen atentamente (el efecto “motivador” de las pizarras digitales, sin duda). El travelling por la fila de la pared es revelador (¡esa chica con el codo apoyado en la mesa…! ¡Pobrecilla! ¡Qué cara pone!). Miento, en el vídeo algún alumno se mueve: hay uno que se levanta, algo remolón, para, según parece, contestar delante de toda la clase una pregunta de la profesora en la pizarra digital inteligente interactiva superguay. Y el resto están tan quietos y callados que parecen zombies recien duchados.

Bonito vídeo. Lástima lo de los caretos de los alumnos. La próxima vez contraten actores.

49 Comments

  1. Estoy aturdido por el imnmenso avance que ha hecho SM (en este caso) en la aplicación de las TIC. Finalmente lo han conseguido:
    Gracias a las TIC, ni el profesor ni los alumnos se ensuciarán ya más ni con la tiza ni con el borrador.
    Y ya no es necesario que se escriba, o que se dibuje nada.
    Todo ya viene hecho. Y sólo hay que aplicar unos cuantos ‘clicks’.
    Y si hay alguna duda, solo hay que consultar la ‘capa del profesor’.
    SM se ha adelantado al futuro, y a la vez se han equivocado de tiempo.
    Este método de enseñanza será muy útil cuando lo que se tenga que educar sean robots: Delicados e incompatibles con el polvo de yeso.

    Las TIC, pueden ofrecer más posibilidades que esto:
    Las tic, pueden ayudar a enseñar, con simulaciones dinámicas, entornos colaborativos e interactivos y experimentales. Pueden plantear aclaraciones de conceptos por métodos diferentes de la ilustración de un libro.
    Lo que nos estan mostrando, es la típica clase magistral en una pantalla, a la que los alumnos salen por turnos.
    Para este viaje no hacían falta estas alforjas.
    Maurici.

  2. Es aterrador… no solo las caras, la distribución del aula, la posición del docente… Solo ha cambiado el polvo de tiza (que no hay) y la luz solar que tampoco. No se qué será mejor… con la pizarra tradicional por lo menos los chicos tomaban un poco de vitamina D.
    A mi cole, esta editorial nos “regala” este curso algunas PDIs pero hemos decidido que la formación la haremos nosotras porque para estos mimbres…

  3. ¡Qué triste imagen dan! No me extraña que luego digan que no trabajamos. Vuelven a plantear el uso de las Tics como la proyección en la pizarra del libro de texto. ¿Eso es innovar y aprovechar los recursos Tics en el aula? No me extraña que esos niños y niñas no se rían. Los docentes que prefieran trabajar así, que lo hagan. ¡YO NO! D

  4. El cambio siempre aparece como la digitalización de contenidos. Más allá de la crítica a SM, cosa fácil por otra parte, me pregunto hasta qué punto es posible que un grupo editorial por gigante que sea, pueda de verdad ofrecer un producto innovador cerrado en materia TIC.
    Yo creo que no es posible. Si, por ejemplo, un albañil quiere construir una casa irá a Leroy Merlín y encontrará todo lo necesario. Un docente debe recorrer cientos de tiendas/recursos para atender de verdad al propósito de usar una metodología con TIC.
    Por eso, dejemos que una editorial se dedique a lo que se tiene que dedicar, a fabricar materiales cerrados con “capa del profesor” que ya nosotros veremos qué capa usaremos. Ellos venden, nosotros elegimos ¿o quizá no?

  5. Hola:

    En cuanto he leído tu entrada, he pensado en el video que todos/as conocemos:
    http://www.youtube.com/watch?v=WZ3BWVR76s0

    Lo que siento, es que esto es lo que se impondrá.(sí, negativa, debe de ser el cansancio de final de curso).
    Solamente entradas como la tuya de ayer “El viaje de Estela”…animan. Ojalá, muchos formadores de maestros/as fueran como tú.
    Dirijo un colegio público urbano (de 30 profes y unos 450 alumnos/as), y cuando intentas un discurso encaminado a la innovación de la práctica docente y trabajas en ello, te encuentras con un muro infranqueable en la mayor parte de las ocasiones, por no decir en todas.

    El maestro y su libro de texto….puaff.

    Dices “alumnos zombies” y yo añado “maestros zombies”…
    Al poder le interesa un mundo de zombies ¿no crees?

    Un saludo.

    Mara.

  6. Les editorials no volen perdre la seva part del pastís de l’educació. Per tant miran de canviar el suport però no el format. Tenen futur? És fa difícil imaginar a curt plaç, com ja està passant en molts indrets, treballar a l’aula amb una única font de informació. Per tant renovar-se toca, o morir!

  7. A muchos no nos gusta ese discurso pero hay que reconocer que tiene una cierta eficacia, si ésta hemos de entenderla en términos de “venta del producto”. Las editoriales han tenido en el libro de texto de papel convencional un modelo de negocio exitoso. Su recurso “quitaba” trabajo y responsabilidad al docente: te seleccionaban bastante información fiable, razonablemente bien tratada y con una propuesta muchas veces poco audaz pero correcta de ejercicios de aplicación. Ahora todo cambia con Internet porque hay más recursos a disposición de todos, las experiencias de aprendizaje de otros estudiantes con sus profesores son accesibles, las aulas presenciales ya no tienen límites o barreras que permitan un ámbito de reserva…

    Las editoriales ahora, que han perdido el monopolio, sí mantienen cierta reputación ante muchos docentes como proveedores fiables de recursos de aprendizaje y lo que proponen es lo de siempre: aligerar el trabajo del docente, transmitirle la idea de que los cambios puede “controlarlos” si dispone de recursos digitales apropiados. En el siguiente vídeo publicitario de otra editorial abundan en la misma idea, pero incluso de forma más explícita: “transición serena y segura en el aula para que el docente pueda ir adecuándolo a su propio ritmo de uso de las herramientas digitales”. Incluso plantean que su producto encierra una “novedosa propuesta de didáctica digital”, que ya es decir…

    http://www.youtube.com/watch?v=U_TU_mxtop8&feature=player_embedded

    Como contrapunto, también creo que los profesores más comprometidos con la innovación con TIC tampoco podemos excluir o rechazar el uso de estos recursos. Igual que durante años y años hemos usado libros de texto (más bien para usar de ellos sólo una mínima parte y según circunstancias concretas, adaptándolos…), no tengamos duda de que usaremos estos recursos. Hay mucho aprovechable en ello (algunas son presentaciones de mucha calidad, con animaciones…).

    Obviamente el “recetario de propuesta de uso” (la guía didáctica), con franqueza, creo que seguirá ocurriendo como hasta ahora, merecerá mucha menos atención e interés y confío, además, que los profesores desarrollemos propuestas originales de uso de éstos y otros muchos recursos, y si los desarrollamos nosotros, mejor aún. Y ese sí que es el riesgo, el que muchos compañeros crean que con estos recursos tienen resuelto el “problema”, pero tampoco lo estaba con el libro de texto convencional y no mereció entonces tanta reflexión ni resistencia como la que nos suscita a muchos el libro de texto digital.

    Salu2 a to2 y especialmente a Jordi.

  8. Y es que yo prefiero seguir currando como con mis investigaciones hechas con hipervínculos de una carpeta a otra, pensada y hecha según los intereses que plantean los alumnos, hasta que San Cucufato encuentre la wifi perdida, y es que prefiero “robarle” unas horillas a la sala de informática de la ESO para descubrir con ellos alguna #chuche2.0 con la que puedan crear de una forma fácil y divertida, y es que prefiero seguir usando la PDI para que ellos expongan los ppt que van creando, de sus gustos, libros que leen, su vida cuando son protagonistas, sobre una investigación del país que más les atrae o el deporte que más difícil les parece.. Y es que prefiero que creen sus mapas con el paint a que SM me de sus recursos sin conectividad (prefiero enriquece que cocer…)

    Eso sí, me gustaría ver cómo atienden a la diversidad, encantada le presentaría yo a la diversidad de mi aula (o a la que tenéis la mayoría de vosotr@s)…

    Solo una cosita más, a ver si nos echáis una mano y atáis en corto a San Cucufato para que nos encuentre la conexión perdida…

    Gracias por compartir con nosotros, Jordi.

  9. Hola Jordi
    Para qué no sirven la TIC en el aula… seria el título y en verdad, es más tecnología formalizante del mismo sistema de interacción. Sigo pensando que cuanto más parafernmalia tecnológica (más negocio) y menos innovación, y no es paradoja. Simplemente los dle video son TIC de enseñanza, no de aprendizaje… esto implica

  10. Precisamente esa es una de las preocupaciones personales qeu tengo con respecto a la manera que estamos utilizando la tecnologia, si bien es cierto que es un medio para “amenizar” las clases o ampliar el salon de clases, tambien es preocupante el impacto que tiene el abuso de la misma, es decir, que tipo de estudiante estamos fomentando y hasta que punto, que tipo de maestro, donde ya la creatividad no ocupa un lugar importante ya que todo es dado para ambas partes. Me recuerda un episodio de los “Simpsons” donde los alumnos esconden las guias de los maestros y ellos se vuelven locos pues no saben que hacer sin las guias, hasta cierto punto estos TICs contribuyen es cierta manera a esto. Soy profesora es cierto que nuestro trabajo a veces parece agobiante en cuanto a la preparacion y correccion se refiere, pero tenemos que tener mucho cuidado que no cayamos en el juego tecnologico. Utilizemos este grandioso recurso a nuestro favor para enriquecer las clases y crear extensiones a la misma, picar la curiosidad de los alumnos y exponerlos a informacion valiosa que de otro modo no tuvieran acceso, no creamos estudiantes como los del video, pasivos no inquisitivos ya que esto en lugar de brindarnos mayor conocimiento nos enbrutece.

  11. Yo creo que las editoriales tienen miedo de un futuro en que el profesorado será el auténtico editor de algo que podemos denominar como “libros” (curiosa palabra con Internet), materiales gratuitos en la red, aplicativos que no pasen por plataformas que te atrapan, etc. Por lo demás, mis alumnos del instituto Torre del Palau de Terrassa (Barcelona) no vienen tan “planchados” y lavados a clase pero se mueven, se agrupan, charlan y valoran el uso de los TIC de forma favorable en más de un 70%. Y las familias colaboran.

  12. No entiendo que haya docentes sorprendidos con el contenido del vídeo. Es un anuncio publicitario con un destinatario muy claro: el 80% del profesorado de este reino. Y como anuncio, lo que pretende es vender un producto. Y lo hace muy bien.
    A mí me parece un anuncio impecable, con un mensaje impecable: ese “podemos” o “yes we can”. Si, señor; ahora los docentes podremos enfrentarnos sin miedo a las TIC, y a la transición a la enseñanza moderna con estos productos llave en mano que nos brinda la editorial de turno. Juguete completo, juguete Comansi. Seguro que tendrá éxito.
    Y sí, Jordi: no se dirigen al alumnado. El alumnado no decide qué materiales comprar. Por eso, desde hace treinta años los libros de texto no han evolucionado nada de cara al alumnado, que en lineas generales, sigue zombi, igual que antaño. Sin embargo, el profesorado dispone de materiales complementarios, desde programaciones en CDRom, hasta fichas fotocopiables, exámenes y ejercicios solucionados,…, etc. Para poder hacer lo que siempre se ha hecho: presentar contenidos y hacer el correspondiente examen. Eso sí, ahora en una hermosa plataforma (basada en moodle, ja, ja. Para qué vender una de desarrollo propio que no sería rentable). No piense: nosotros pensamos por usted.
    Pero no culpemos a quien ofrece, sino a quien demanda. Como dijo alguien más arriba, ellos venden, pero somos nosotros quienes elegimos. Y esto es lo que de verdad debería preocupar, uséase, por qué un 80% de la docencia responde a este paradigma. Al paradigma zombi.

  13. Sigo pensando que habría que llenar youtube con nuestro alumnado, un vídeo cada uno y una, contando cómo aprenden. Yo soy uno, pero le doy clase a 100. ¿Si hay 1.000 profes, estamos hablando de 100.000 vídeos? ¿Y si añadimos alguno de las familias?

    Como dijo Pilar Soro, hace poco, contando “la escuela que queremos para querer aprender”.

    Con las caras del alumnado que sale en este vídeo nos lo han puesto fácil, fácil… Y ni siquiera hay familias… Casi habría que dar las gracias.

  14. Ciertamente un muy buen trabajo de marketing, donde se venden las TIC como la solución a todos los problemas de la escuela, y quienes estamos en el aula sabemos que los problemas hay que son mucho más complejos y que tienen que intentar solucionarse desde la metodología y, sobre todo, desde el convencimiento de un cambio.
    Un saludo!!

  15. La semana pasada vi este vídeo y lo único que pensé, ya lo vengo diciendo hace un par de años o tres por el cole, es que no debemos preocuparnos: lo conseguiremos. Conseguiremos que los niños se nos aburran hasta con el ordenador.

    Por decirlo mal pero pronto.

  16. Era de esperar que las editoriales hicieran un “intento” por adaptarse a las TIC, aunque se ha quedado en eso, un intento por seguir siendo una especie de herramientas de salvación para el profesorado que no quiere molestarse en cambiar.
    Espero montar mi empresa prontito, con lo preocupada que estoy veo que es una buena salida crear contenidos para las clases, pero siempre con un equipo compuesto por profesores/as, que los docentes son los que saben de verdad qué y cómo deben ser las clases.
    Menos mal que existe un gran número de profesores/as comprometidos, espero que las nuevas generaciones de docentes vengan mejor preparados.
    Otro debate interesante sería ¿Se deberían formar a los futuros maestros/as y profesores/as en cómo trabajar las nuevas tecnologías desde la universidad?
    Un saludo

  17. A juzgar por la abrumadora mayoría de instituciones educativas que usan libros de texto desde antes de la edad del control de esfínteres hasta después de la del descontrol, les auguro pingües beneficios a los miembros del consejo de administración de SM. Como dicen en Asterix, sighhhhhh!

  18. Siento disentir de la opinión general pero les lanzo una pregunta: ¿a qué tipo de maestro/a creen ustedes que le será más fácil usar una nueva metodología en su aula? ¿al que no enciende la pizarra digital nunca? o ¿al que ya lo hace de una manera regular?
    Estoy de acuerdo en que este no es el camino correcto pero sólo si este es el FINAL del camino.
    A mi entender este tipo de soluciones consiguen acercar el uso de las nuevas tecnologías al aula aunque no sea de una forma innovadora. ¡Por lo menos usan algo! que es mejor que nada, y es bastante probable que a ese maestro/a, “consumidor de soluciones ENLATADAS”, la transición hacia una nueva didáctica le resulte más sencilla que al que ni tan siquiera se atreve a encender un PC.
    En mi centro hemos implantado una solución similar (pero construida “artesanalmente” con Joomla) y hemos pasado de un uso nulo del aula de informática y a una ocupación media del 50-60% del tiempo disponible. Sí, los recursos hasta ahora no han sido muy innovadores y no hemos avanzado en la conversión didáctica, pero hemos sentado las bases para seguir avanzando.

    El “pero” que le veo a este tipo de soluciones es que sean de pago pues con un poco de ganas se consigue el “hágalo usted mismo”.

    No todos somos SUPER-maestros capaces de innovar, crear e inventar (y menos dentro en un terreno que genere inseguridades) y no por eso dejamos de amar esta profesión.

    Yo sí creo que estas soluciones ayudan a muchas personas que, en principio, se ven sobrepasados por la cantidad de información que tienen que asimilar y procesar.

  19. “Zombies recién duchados”
    Toda la nota un hallazgo. Pero esta expresión es magnifica.
    Clap clap clap. Aplaudo de pie, desde el sur del mundo

  20. La gran mayoría del profesorado se ha convertido en meros gestores de las editoriales, pero ¿dónde está la profesionalidad?. Antes abrían el libro por la página 36 y marcaban los ejercicios 1,2 y 3. Piensen, ahora es más simple, debemos hacer clic.

  21. Yo trabajé como comercial para una editorial. Acabé absolutamente asqueado de lo que viví. No se engañen, la mayoría de profesores quieren eso que les da SM y compañía: todo el trabajo hecho para no dar un palo al agua. Hasta exigen que les den las programaciones hechas, para entregarlas directamente a inspección. Y eso por no hablar de su manera de elegir el mejor libro: por el volumen del soborno asociado. Con todos los respetos a los maravillosos profesores que existen, como los que frecuentan este blog, y a los que admiro. Pero la realidad para la mayoría es esa. No nos engañemos.

  22. Buenos días: lamento discrepar con la Editorial, respecto al aprendizaje autónomo, que ellos mencionan en su vídeo.Seguir un guía de texto no es aprender de forma autónoma.
    Un despropósito que alumnos con apenas 3 años,tengan tantos libros cuando ni aún saben leer y escribir.¿Nos olvidamos de la crisis? No somos capaces los maestros/profesores de llevar adelante una clase sin un libro de texto?
    Como siempre los criterios, el sentido común y la profesionalidad debe ser la nuestra a la hora de elegir (sea cuál sea el contenido y el medio).

  23. Ostras, yo no quiero esto ni de lejos!!! es una aberración utilizar de esta manera los recuros de los que podemos disponer. Esto es una clase magistral.
    Es cierto que muchos compañeros y compañeras firman por este “cambio” pero somos muchos otros que lo rechazamos.
    Hace falta más formación para los maestros y profesores. Yo empiezo a aprender ahora y tengo muchas ganas, pero el camino aveces es algo durillo y hay que dedicar muchas horas de autoformación. Esto a veces hace que muchos docentes tiren la toalla.
    Me ha encantado ver esto porque te hace reflexionar muy mucho.
    Gracias 😉

  24. Lo que me queda, como regusto amargo en la boca, es que es cierto que las editoriales te acompañan en el cambio, un cambio dirigido por ellas, en las que el profesor no debe hacer más que lo que le indican, siguiendo a pie juntillas sus materiales y sus recursos (incluso cuando no hay red, el colmo de la innovación tecnológica aplicada a la educación ¡maravilloso!). De esta forma no hay cambio, sólo el de los recursos que cada año te oferten para consumo (pregunto: ¿no os parece que son como las empresas fabricantes de videojuegos, unidas a las empresas que fabrican accesorios de hardaware en el pc, dígase tarjetas gráficas que necesitan ser cada vez más potentes, o consolas cada vez más avanzadas?)

  25. Ya entiendo porque delante de la pizarra digital de mi cole han colocado tres filas de mesas que no nos permiten acercarnos para usar el puntero, deben haber recibido el cursillo de SM!

  26. Jordi,

    Releo este post tuyo a raíz de un ‘tuit’ de Juan José de Haro. No diré que es genial, como todo lo que escribes, porque esto ya no es novedad.

    Sólo quería sugerir que la gente, como yo, se hagan ‘objetores de conciencia’. Antes los habían contra el servicio militar. Ahora lo somos (algunos) contra los libros de texto (en paper o digitales, porque aunque la mona se vista de seda…). Por muchas razones. Un ejemplo: el mes pasado pagué 40 y tantos euracos por el libro de inglés de la academia de mi hijo (este analógico, que viene a ser lo mismo que el digital, pero en papel). Que curiosamente se vendía de manera indivisible con el cuadernillo de ejercicios. Yo sólo necesitaba este último (el otro ya lo tenía del hermano). Pero claro … suma y sigue !

  27. Parece mentira que todavía quieran tomarnos el pelo. Como se les acaba el “chollo” de los libros de texto impresos sólo buscan no perder el mercado y vendernos libros digitales. Ya está bien de escuela tradicional, de niños “zombies”. Como de decía Montaigne “El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender”. Hacia una nueva escuela nueva…

  28. Ayer estuvieron en mi centro informándonos de la página de recursos “Anaya digital”. Según los comerciales que intentaban promocionarla, una maravilla para ayudar a los profesores.
    Ya lo has dicho tú todo: zombies.

    Además la mayoría de los enlaces no llevan a ningún sitio. Todo está próximamente disponible. Da la sesnsación que han llegado tarde, que se han quedado sin tiempo e intentan engañarnos con claves, contraseñas y pantallas con niños zombies.

  29. Aporto otra iniciativa del mismo pelo sin presupuesto para actores infantiles. Quizás lo que más “inri” tiene es que lo presentaban a bombo y platillo en una Escuela de Magisterio de Bilbo (privada).
    Lo bueno es que me sirvió para hacer un debate en clase en el que tod@s l@s alumn@s pudieron entender (eso creo 😉 qué es negocio y qué educación.
    Aquí el enlace:
    http://www.aulatecnia.es/qu-es-aulatecnia/4/1/c1/

Comments are closed.