Las TIC, ¿para qué?

Larry Cuban (Foto de Debats.cat)

Addenda 22:34:
Hace un rato me maravillaba de que este tipo de debates todavía tengan vigencia. ¡Qué iluso! Acabo de ver estos dos artículos en la versión electrónica del ABC:

La Escuela 2.0 solo funciona con un proyecto de centro y formativo de profesores
ABC, 15/03/2012 (14:06)

El Gobierno socialista ocultó datos sobre el impacto negativo de ordenadores en las aulas de los colegios
ABC, 15/03/2012 (17:31)

No hacen falta comentarios, ¿verdad? ¿Todavía no sabemos para qué queremos los ordenadores?

Resulta un tanto sorprendente que, a estas alturas, todavía estemos hablado de estos temas. Pero la intensidad de un reciente debate demuestra que todavía no estamos de acuerdo.

Larry Cuban es autor de algunos libros muy citados en los que se cuestiona la introducción de las TIC en educacion. El más conocido es Oversold & Underused: Computers in the Classroom. Para hacerse una idea de su pensamiento se puede leer este texto: Computers Meet Classroom: Classroom Wins. o este resumen de una charla (Dilemas políticos y docentes del uso de las TIC en el aula. El caso de Estados Unidos) En su blog, muy recomendable, publica habitualmente artículos sobre la reforma educativa, la gestión de los centros o el uso de la tecnología educativa o, mejor, la ideología que justifica el uso de las TIC en educación. Hace unos días publicó una entrada titulada Answering the Big Question on New Technology in Schools: Does It Work? (Part 1) dedicada a criticar las inversiones en TIC en las escuelas dado que no existen evidencias empiricas contrastadas sobre la mejora en el aprendizaje que producen las TIC.

Como era de esperar, en los comentarios de la entrada se ha producido un interesante debate, con algunas salidas de tono no demasiado agresivas, en el que los anti han desafiado a los pro a presentar pruebas de investigaciones serias que demuestren la ganancia de intgrar las TIC. Y con Larry Cuban contestando objeciones y argumentos. Muy interesante, realmente.

La debilidad de los diseños experimentales en educación es conocida, y comparable al de otras ciencias humanas o sociales (lo que sean ahora). Pero eso es aplicable a todos los resultados, a favor o en contra. De todas formas, el comentario más interesante (desde mi punto de vista sesgado) es el de Scott McLeod (@mcleod), que nos remite a un post suyo de 2011 titulado Schools, technology, test scores, and the New York Times. Vale la pena leerla íntegra. La evaluación depende de lo que estemos buscando y las TIC no parecen determinantes en conseguir una “mejor vieja escuela”.

Y un poco más abajo ocurre el siguiente intercambio:

Michael Walker

Dr. Cuban and others,
Let’s assume that you are right.
What then should be the minimum level of technology that teachers use to instruct students, and that students use to learn?
By technology, I mean both analog and electronic.
Thank you in advance for your thoughtful responses.
M. Walker

larrycuban

In my opinion, Michael, teachers should have access to a full array of new and old technologies (including an infrastructure of technical and professional support) and determine which hardware/software they can use to best reach the goals they set for their students in lessons and units.

Casi que podría estar de acuerdo con Larry Cuban si no olvidara que las goals, al menos en nuestro país y a nivel macro, las fija el Estado en representación de todos los ciudadanos y que entre ellas está desarrollar la competencia digital. Te podrán gustar más o menos, pero, chico, lo pone en el BOE. Un docente que decida no usar ordenadores, Internet, etc. está sencillamente incumpliendo la ley y, desde mi punto de vista, defraudando a sus alumnos, que tienen derecho a que se les forme en esa competencia. Fernando García Páez lo recuerda en casi todas sus charlas. En 2012 no es “si o no” es “si o si”.

Naturalmente, la respuesta de Cuban no satisface a los más anti, que contraatacan:

Can you be more specific?
Does this mean an Interactive White Board, Blackboard with chalk, an electronic device per student, a phone for the teacher? All of the tools I mention here have been part of initiatives in the past that have been derided as ineffective. I think if you are going to be critical of efforts that have failed, or have have not been shown to raise student achievement in a peer reviewed study, you should make recommendations on what we should be doing differently. Thank you again in advance for your responses.

A lo que Cuban responde:

larrycuban

Michael,
Old and new devices in of themselves are neither magical nor miraculous in what they do for teachers or students. It is what is in teachers’ heads, their expertise and experience, their beliefs, and how they reach the goals they set for student learning that matters–not the devices. Teachers who want students to collaborate can use Google docs or other software that helps students work together–you get my drift.

Okis, Larry :-) Absolutamente de acuerdo. Y a ese punto parece que todavía no hemos llegado, ni aquí, ni en los EE.UU. La retórica sobre las TIC en educación apesta, especialmente la de las empresas que venden snake oil. Pero lo que hay dentro de la cabeza de la mayoría de los profesores sobre cómo hay que enseñar y lo que podrían aportar las TIC al aula se dan de patadas.

¡Qué complicado es todo! :-)

 

 

 

Esta entrada fue publicada en innovación educativa, Nuevas tecnologías. Guardar el enlace permanente.

4 Responses to "Las TIC, ¿para qué?"