Blog · Competencia digital · Escuela 2.0

Las pruebas diagnósticas, ¿”diagnostican” a la Administración educativa?

"in school, the second" by roujo

 

Leo hoy en El País que “El ministerio [de educación] propone crear un ‘sistema de difusión de información sobre los centros educativos’” (Un polémico ‘ranking’ de colegios):

El departamento de José Ignacio Wert ha propuesto a las comunidades autónomas la creación de una plataforma en Internet en la que se ofrezca información sobre todos los colegios e institutos que se sostienen con fondos públicos. Esa web serviría, según la propuesta del Ministerio de Educación, “para la rendición de cuentas” de los colegios y “para facilitar el ejercicio de la libertad de elección de centro educativo por parte de las familias”.

La idea de crear este sistema, en el que se ofrecerían los datos de pruebas externas de evaluación detallados por centro, ronda la cabeza de los dirigentes del PP desde hace años. La Comunidad de Madrid ya ha puesto en práctica esta medida. Realiza desde 2005 exámenes externos a los colegios públicos, concertados y privados. Luego, difunde los resultados de cada centro, lo que acaba en la publicación en los medios de comunicación de un ranking que las familias consultan para orientarse sobre dónde matricular a sus hijos. Wert, al poco de tomar posesión de su cargo, señaló que una de sus prioridades era que los centros rindan cuentas.

Y me acuerdo de esta otra que leí hace unos días en el mismo periódico: Un examen de informática e Internet sin ordenador:

La Consejería de Educación [de la Comunidad Valnciana] ha realizado recientemente las pruebas de Evaluación Diagnóstica para conocer el nivel de los alumnos de 2º de ESO en varias materias, entre las que incorpora por primera vez la competencia digital e informática de los estudiantes. Pero, con una singularidad. En vez de realizarse con ordenadores, deben responder por escrito las diez páginas del examen. Los estudiantes tienen que demostrar su habilidad en las nuevas tecnologías para “arrastrar una imagen hasta la última página”, “guardar una página” o “copiar y pegar” a través de un cuestionario de 25 preguntas sobre el papel, sin teclado. [Por si hay alguna duda, aquí está el examen al completo (en valenciano)].

Y me pongo a temblar.

4 Comments

  1. Fa molt de temps que sento a l’administraciò educativa, en el meu cas a la catalana, però crec que no hi haurà diferencia respecte a cap altra de la pell de brau, que ens ajudarà en allò que estigui a les seves mans, com si nosaltres no formessim part de l’administraciò. En tot cas queda clar ja des de fa temps que la responsabilitat de l’educació del pais no es pas d’ells, sinó nostra. Es en aquesta línia de raonament que per a ells te tota la lògica del món classificar els centres, ells ja ens ajuden en tot el que poden, que més els hi podem demanar???

  2. Esto de la ‘dación de cuentas’ en el país que elevó la picaresca a una especialidad de una bella arte me recuerda una historia (verídica). Algún gestor decidió medir la calidad de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), básicamente a partir de su mortalidad. Los encargados de, al menos, alguna UCI tomaron medidas: decidían quién no iba a sobrevivir y, en cuanto identificaban al ‘fastidia-estadísticas’ lo trasladaban a Planta, donde fallecía plácidamente. Los resultados mostraron que había una gran mejora en la calidad de esa UCI (!). Dado que la mayor parte del resultado escolar de los chavales dependen de cuesiones extraescolares (nivel cultural de la familia, recursos, etc.), la mejor manera de mejorar los resultados es expulsando de las estadísticas (del sistema?) a los que vayan a suspender (por ‘fastidia-estadísticas’) y todo arreglado. Hay muchos centros privados que hacen eso muy, muy bien. ¿Son mejores escuelas?¿De verdad mejoró aquella UCI nazi (valenciana)?. Sigue habiendo ignorantes que confunden medir con evaluar.

  3. Tiene razón el compañero que dice que medir y evaluar no es lo mismo. Menos mal que poco a poco nos lo hemos metido esto en la cabeza.
    Por otro lado, tampoco es lo mismo la rendición de cuentas y la clasificación de centros. Principalmente por que no son comparables.
    Tampoco son comparables unos centros con otros. Por ejemplo, todos los que estamos en la educación conocemos la variabilidad que existe entre diferentes generaciones en un mismo centro educativo. Hay generaciones buenas, malas y regulares. La lógica de las evaluaciones de diagnóstico son los datos macro, la estadística. Bajar al nivel micro (un centro un año concreto) destroza la validez estadística de este tipo de estudios.
    De todas formas, predicamos en el desierto. El enfoque etnográfico (así se llamaba) no es aplicado por el PP.

Comments are closed.