Blog

¡De 1.000 días no pasa!

mil

A los periodistas, a los niños y a los bobos nos gustan los números redondos. Son “barreras” psicológicas que es difícil romper. De 1.000 días sin escribir en el blog no pasa. Así Carles me lo podrá echar en cara fácilmente  cuando quiera.

3 Comentarios

Los comentarios est&aacute,n cerrados.