TIC y educación: predicciones para el 2013

Pancarta cabecera manifestación 22 sept. 2012 Castelló

Pancarta de la cabecera de la manifestación del 22 de sept. de 2012. Castelló.

Ya se que es un tópico de final de año: balance y predicciones. Y si se hace una lista (i.e., las 10 aplicaciones que triunfarán, etc.) todavía mejor. Pero voy a hacer solo una predicción en relación a las tecnologías de la información y la comunicación y la educación: el 2013 será un año negro. Y no solo por la falta de presupuesto, lo será sobre todo por la falta de ideas de los responsables políticos de la educación en nuestro país.

Y lo será en tres frentes importantes. En primer lugar habrá un retroceso en el equipamiento de los centros educativos. No hace falta tener una bola de cristal para predecir que no se invertirá en equipamiento: basta haber visto los presupuestos generales del Estado. No habrá dinero para reponer equipamiento, ni para reparaciones, ni para inversión.

En segundo lugar, no se avanzará ni un ápice en la formación del profesorado en el uso de las TIC en educación. La doctrina oficial del PP durante el 2012 ha sido liquidar la red de centros de profesores, esos ”centros de implantación de doctrina” (sic) como afirmó hace unos meses la Sra. Cospedal (o de Cospedal), y reducir la formación del profesorado a mínimos históricos.

En tercer lugar, se retrocederá en las prácticas de aula con las TIC. Olvídense de la innovación en educación. La visión transmisiva y autoritaria del conocimiento y la educación que supura la LOMCE reduce las TIC a un mero soporte de contenidos, un sustituto económico de los libros de texto. Las “reválidas” son el instrumento esencial para cambiar lo que ocurre en las aulas. La metáfora elegida por el Ministerio, la “mochila digital”, define perfectamente el marco conceptual en el que se mueven nuestros políticos.

El vídeo de más abajo es increíblemente explícito: un colegio privado segregacionista, niños de uniforme (las niñas deben estar en el otro ala del centro), un profesor con traje y corbata, pupitres separados y mirando al frente y, a lo que íbamos, un uso raquítico y reaccionario de la tecnología más moderna (tablets en este caso) para “acceder” a contenidos y ejercicios controlados. La segunda clase que sale, con los pupitres en cuadro y niños y niñas, parece de alguna escuela pública de Galicia (tienen ultraportátiles con la etiqueta de la Xunta y del Proxecto Abalar, no iPads).

El acceso a Internet es una amenaza, por tanto el tablet solo se conectará (para no distraer con pasatiempos e ideas perniciosas) a las plataformas autorizadas. Olviden el trabajo por proyectos en grupo, la búsqueda de información relevante, el uso de herramientas 2.0, las distintas visiones de temas controvertidos, etc. “Lejos de nosotros la funesta manía de pensar”.

Por resumir, olvídense del siglo XXI: el objetivo de la escuela española será inculcar contenidos “autorizados” a peras y manzanas en aulas separadas y castellanizar a los niños catalanes.  Eso si, con tabletas de última generación… para quien se las pueda pagar.

Ver vídeoEl Ministerio de Educación quiere impulsar lo que denomina mochila digital

Lo peor de todo es que muchos docentes aplaudirán con ganas: la educación vuelve a lo que debe ser, a lo vivieron cuando eran niños y niñas. Son el producto estrella de esa educación.

 (Gracias a Ernest por llamar mi atención sobre el impagable vídeo).

 

 

Esta entrada fue publicada en Blog, Nuevas tecnologías. Guardar el enlace permanente.